Lector: Davos y discapacidad

“Como discapacitado no me invitaron al foro de Davos… ¿y si me hubieran invitado? me pregunto, qué digo: bueno, diría que nosotros frente a una crisis como la actual, somos carne de cañon, o sea somos los primeros en quedar sin pega. Para mantenerse con trabajo en estos tiempos hay que ser dueño de la Pyme, sinó chao pescao. Somos, según los otros, menos productivos, con una expectativa de vida mas corta, encarecemos el seguro de vida colectivo, etc, etc. En otras palabras: discriminados. No importa que seamos profesionales en la tarea encomendada, que nos deslomemos en ésta, somos ayudados siempre.
Si llegaste sano a la empresa, como me pasó a mi ,tienes un futuro esplendor, proyecciones, respeto de tus pares, etc, pero luego del accidente que te dejó como un gran discapacitado todo cambia !!hasta mi empresa y ya una vez pasado ese sentimiento de lástima, de morbo (de ver cómo quedó, qué le pasó, cómo pasó) no tienes nada!! Eres sólo un ayudado y pasas a depender de los números y si éstos son rojos…..
Nadie está libre señores. Tomemos conciencia, no queremos que nos empujen la silla de ruedas ni sobadas de lomo ni comisiones brujas. Necesitamos leyes claras, fuertes incentivos tributarios para la empresa que tenga y mantenga a un discapacitado y que éste compita de igual a igual por puestos gerenciales.
La Teletón es un paso, ahora nos falta caminar.

JAIME PIZARRO MOYA

KINESIÓLOGO U CHILE

Comentarios