Cultura del carajo

Por Nicolás Rodríguez

Señores que apoyan mi visión crítica de la cultura falsa, aquí les tengo otro datito… hay un café muy la raja en el parque bustamante, al medio del parque – un edificio inmenso de grande al lado de una fuente donde me mojé mi pelada por el calor, lo que me gustó es que tu subes al segundo piso y hay una biblioteca que te prestan los libros pa’l rato mientras te tomas tu cafecito y saqué un clásico de clásicos que en el colegio me la pasé hueeveando mientras me hablaban del tema del libro – hablo de la divina comedia – un viaje al infierno, purgatorio y paraíso… es un libro más grande que la mierda pero por la cresta que libro más bueno, me chanté a leerlo y me fascinó – pero mi nota se llama cultura del carajo II que hasta ahora no tiene nada de malo – LES CUENTO LO MALO??? YA POH’ – llegando al café, ví que venían llegando unos huevones que se las dan de capos (esos tarados que instalan los parlantes para cualquier pelotudez) y metale cables por aquí y por allá, unas filas de sillas y una mesa, metale micrófono y todas las leseritas que colocan como para una conferencia de prensa, excepto que ahora no había ni cámaras ni giles sapeando. Yo leyendo el librazo super emocionado porque nadie me hueveaba y veo un papelito en la mesa que iba a haber una lectura de poesías (me cagué de la risa porque me acordé del huevón que dice que tiene un poema jajaja) y al ratito llegan: un huevón de esos con pinta que pasan desocupados toda la semana y que le pagan 10 lukas por presentar mierda, otro que era el “poeta 1” (un idiota que parece que lo sacaron de un pub), y una mina que se veía decentita, la “poeta 2”.

Presentan a los pericos y empieza el primer agilao con su poema que era más fome que estudiar farándula – oye el poema huevón! cito partes textuales “… cae la rosa de la puta… con los calzones en los tobillos… y los hijos de puta…” y los otros imbéciles le aplauden esa huevada! es que no podí!!!! y la otra mina que era rica hasta que empezó a leer su cagada de poema, después de eso no era rica… de titulo “puta de dios” (ese titulo poh huevón, y yo que digo que no quiero ir a la iglesia y queda la cagá + 1 y esta huevona da ese titulo y todos como si nada y la cuestioncita era una oración con tono de poesía y que le cambiaba algunas palabras por chuchadas (esperate no más si yo digo alguna puteada en contra de dios huevón, me llueven las reprimendas – puta si yo insisto, el mundo está en contra mia – conspiración total).

A la mitad de la primera poesía cerré el libro lo más fuerte que pude para que todos escucharan y supieran que hervía en mierda y mientras me paraba veía un maraco (es que no hay otro término, yo no soy homofílico pero este culiao la cagó y te daban ganas de sacarle la chucha) fumando y con una polerita de esas blanco y negro con rayas horizontales y pantalones negros (algo así como un emogay salido de una pelicula animada de Tim Burton) puta el huevón ni una gracia (ah pero el huevón fuma como dice un gran comediante), resulta que el gil era otro poeta invitado a la fiesta de mariconeo y poesía “moderna” (MODERNA PO HUEVÓN!) – me paré y pasé por atrás de las mierdas que estaban mirando y diciendo en mi tono irónico favorito (ese que hiere a propósito al prójimo desafortunado que le toque) “linda la cagada de poesía”.

ES QUE NO ME PODÍ INTERRUMPIR LA DIVINA COMEDIA HUEVÓN! NO PODÍ!!! ESO SI QUE ES CULTURA, TENÍA UNA OBRA CLÁSICA EN MIS MANOS Y LA ESTABA LEYENDO GRATIS! UNA MARATÓN DE ESCRITURA QUE SE DIO EL POBRE DANTE EN EL AÑO DE LA COCOA PARA QUE UNA MANGA DE MARACOS QUE SE CREEN POETAS ME LA INTERRUMPEN – POR LA CHUCHA!

Comentarios