Por MAURICIO ASPÉ

Escribo sólo para dar a conocer el cierre de los excelentes sitios de difusión de las obras de Heidegger y Derrida, creados y mantenidos sin ningún ánimo de lucro por el docente argentino Horacio Potel, contra quién se inició una causa criminal por orden de la Cámara Argentina del Libro. El sitio sobre Nietzsche(www.nietzscheana.com.ar, (que cuenta con más de cuatro millones de visitas), pudo mantenerse en línea gracias a que la muerte del gigantesco pensador de Röcken ocurrió en el año 1900, superando los 70 años establecidos por la ley para la conservación de los derechos de autor. No es el espacio para discutir acerca del invaluable aporte de los tres filósofos y de lo útil que resultaban los sitios para la difusión de sus obras (estudiantes de filosofía y otras disciplinas de todo el Cono Sur y España han manifestado su estupor por el cierre), sino sólo para expresar un profundo repudio por las medidas
tomadas y por el marco legal que fomenta el oscurantismo.