Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Uncategorized

24 de agosto de 2009

Bendito Chile: Bendita política

Por

Por Pablo Rojas

Con las elecciones que se acercan a pasos agigantados como cada gigantografía panfletera, los candidatos comienzan a abolir los temas complejos y sublimes como una medida de destape de sus propios juicios presidenciables. Cada uno de estos divinos individuos de este bendito Chile, se aleja de los problemas reales del país. De los problemas que molestan y aplauden, de los problemas cada vez mas latentes en la retina del ciudadano medio. Temas como el conflicto mapuche, el alza de las Isapres y las AFP, la desvalorización del cobre y tantos otros, son aplacados por los discursos cursis y anfetaminicos. Piñera despotrica contra el gobierno, contra su pasado de pinochetista acérrimo, de los peores, de los que se hicieron ricos en silencio y quiebra su propia desvergüenza. Ya no justifica nada, ya no perdona ni pide perdón, ya no pide disculpas por sus turbios negocios y claro, la derecha esta mas cerca que nunca de ser elegida y eso la estresa a si misma. Ya no tiene miedo de prostituir la historia reciente de Chile y plantea como un deber cívico y casi religiosamente obligatorio el hecho de votar, por que esta vez si que les conviene que la gente vote. Y más aun, le conviene más que nunca que los votantes se deshagan en peleas callejeras por las pellejerías de la concertación, que el pueblo divida las urnas por que la única urna triunfadora será la de los Samurais ABC1. A Piñera le conviene que MEO le quite votos a Frei y mas aun le conviene que Frei demuestre ese progresismo retrograda que lo hace tan peculiar. El candidato de la vieja y desnutrida falange, contra la lengua rápida de la centro-izquierda, hace que Piñera se sobe las manos y se chupe los dedos con chocolate farmacéutico. Cuando la concertación se pelea con el gobierno, con los suyos, es el ají en el orto para esta derecha abusiva a destajo sutil, a reclamo civilizado y a dialogo de sordomudos que nunca pensó seria tan fácil dominar a esta linda nación plagada de recuerdos y emblemas. A este lindo país lleno de problemas que afectan al resto, al que vive en la casa de al lado y así. La derecha hoy, es el gobierno que le conviene a las grandes potencias como Estados Unidos que se deshidrata con cada discurso barato de Obama. Al final nadie pensó que el negrito saldría tan mentiroso, cual Mandela fue proclamado para hacer sobrevivir a un imperio que se derrite en sus pies de barro. A Estados Unidos le conviene la oferta de las derechas chilensis por que solo así, serán capaces de avalar sus bases militares en esta America Latina que siempre ha sido su patio trasero. Solo con esta derecha “Moderna”, Estados Unidos es capar de exprimir la teta flácida de la economía sudamericana para prepararlos en caso de una inevitable invasión del mundo. Es el monstruo que se retrae contra las cuerdas. Chile es eso, un monstruo de invaluable poder económico. Un monstruo callado que no hace ruido cuando habla. Un monstruo tímido que prefiere autoexiliarse en el closet de la irreverencia política demacrada por el uso de anticonceptivos. Entonces, considerando este mapita tricolor, ¿por quien votar para que el trago no haga tan mal y la resaca solo dure hasta que el equipo de todos vaya al mundial? ¿Por quien votar para anularlos a todos? Para que de una vez por todas este paisito despierte de su parasito interno, de su fiebre porcina que lo mantiene comatoso en el hospital donde las mujeres mueren por malas cesáreas, y los hombres mueren por balas que nunca se han podido sacar. El espectro político de Chile huele a ratas, de alcantarilla y no de laboratorio. Huele a semen manchado de sangre en una cama de clavos con la bandera chilena como sabana de seda. Pero aunque la mona se vista de seda, mona queda. Y el circo de Chile, de este bendito Chile, aun tiene para hacer reír con su transformismo de mujer robusta, convertida en estatua de monumento a la hipocresía y sus cortesanas de mentira. Chile es la vedette de Sudamérica con plumas de gaviotas y lentejuelas de cobre. Piñera, Frei o MEO. Elija: ¿Dónde esta escondido el monito?

Notas relacionadas