Carta de un obrero a un magnate

___
Enviado por:
M. Martínez R. / Pudahuel

Señor Sebastián Piñera, a la hora de su show el 1 de septiembre yo no tenía que comer con mis hijos y usted gastó millones de pesos. Se llena la boca con los pobres y hace gárgaras con los trabajadores. Es usted un tipo mentiroso, burlesco, cara de palo e indolente. Estoy cesante con hambre, privaciones, con 4 hijos. A mi jefe no le gustó que reclamara las horas extras que me debía hace un año. Si los empresarios abusan ahora imagino que con usted en el gobierno van a reventar al trabajador, aunque usted diga que no. Me echaron y me dejaron prácticamente en la calle.
Los mismos señores que van a misa despidieron a sus trabajadores culpando a la crisis, probablemente son ellos los que financian campañas de su sector politico, aumentan la cesantía y luego culpan al gobierno. Cuando les va mal o cae el dólar recurren a la presidenta pidiendo subsidios o ayudas. Somos los trabajadores rehenes de su chantaje, ustedes culpan al gobierno y La Moneda no tiene empresas, supermercados ni industrias. También quiero decirle por este medio ya que no puedo hacerlo personalmente, me gustaría en todo caso, que jamás votaría por usted por las algunas razones que le voy a comentar.

Ofreció un bono de 40 lucas siendo candidato, o sea, nada. Eso se llama cohecho y es un delito. Inducir al voto por plata.

Dijo que era profesor de Harvard, mentiroso.

Le mintió a Chile y sus pobres respecto de su gasto electoral.

El señor Coloma, encargado de la parte laboral aliancista, dijo que iban a eliminar las indemnizaciones por años de servicios y las reemplazarían por un seguro de cesantía. Falacia. Todos los “PATRONES” van a despedir a su gente antigua y le va a salir gratis. Como va su plan laboral habrá que trabajar encadenado y nos pagarán con fichas de pulpería que podremos cambiar en Lider y Santa Isabel.
Allamand, el mismo que no tiene cerebro, amenazó a los empleados publicos con despidos. Ahí estan jugando con fuego, señor magnate.

Los acaudalados son enemigos de los sindicatos y querrán eliminarlos.

Gobernará con Novoa y Cardemil, puaj qué asco. Deberían estar presos.

Tambien tendrá a su lado talibanes como Kast, Forni y otros. Gente que no asume que todos piensan distinto.

Su coalición no quiere cambiar el binominal y también no quiere legislar para restringir la reelección en diputados. Pillines quieren que sigan tirando las manitos Maximianito, Claudita, Julito, etc.

Señor Magnate, la pobreza y la delincuencia son hijos de la desigualdad social. No se resuelven con bonos ni sueldos éticos familiares. Se resuelven con que los más ricos, los empresarios, paguen mejores sueldos, el multimillonario pague impuesto por su inmensa riqueza. Los pobres y los patos malos no se siembran en un huerto, la desigualdad se arrastra desde los inicios de nuestra república y no se ha resuelto porque el rico no quiere que el pobre se eduque para que no reclame. También estoy seguro que tratará de aplastar a los peñis de la Araucanía con tropas para cuidarle las tierras a sus pares. Señor Magnate, no se olvide que la cesantía y la desigualdad es la antesala de la delincuencia.
Dar trabajo a los compatriotas es responsabilidad del que tiene inversiones y platita, el gobierno solo pone los reglamentos y aprueba los proyectos.

Por último, da asco, vergüenza ajena, cuando salen en los medios reclamando por “ el uso de recursos públicos en la campaña”, Monckeberg, con poquito seso y harta boquita, se demora 2 segundos en llamar a la prensa. Por qué no alzaron la voz, usted incluido, cuando con recursos públicos ( pistolas, corvos, fusiles, balas, vehículos, etc.) asesinaron a Pepone, Don Tuca, Nattino, Parada y Guerrero, y otros compatriotas que aún no son encontrados. Huevones patudos. Espero que la gente leyendo esta humilde carta de un obrero se entere qué clase de pinganilla es usted y el peligro que significa para los trabajadores y sus familias. Soy un simple trabajador, para usted a lo mejor una basura, pero mis hijos pueden sentirse orgullosos que cada peso que gastamos en comida me lo he ganado honradamente y no le he robado una chaucha a nadie.

Le saluda, M. Martínez R. Comuna de Pudahuel.

Comentarios