Gobierno a los profesores: ¿Cuál deuda histórica?

Bajo el título de “Un paro injustificado”, el Ministerio de Educación publicó un inserto en la prensa de ayer domingo señalando tajantemente entre otras cosas que “respecto de la llamada ‘deuda histórica’, la opinión pública debe saber que tanto la Contraloría General de la República como la Corte suprema coinciden en que no existen obligaciones económicas incumplidas con los profesores como consecuencia del proceso de municipalización aplicado en los años 80. Ello porque la asignación especial que recibían como todos los funcionarios públicos expiró a consecuencia de su traspaso a los municipios, situación que se ratificó con la posterior dictación del Estatuto Docente, normativa que rige a los profesores municipales desde 1991 y que explícitamente no consideró esta asignación en su régimen remuneracional. Es a partir de esa realidad que la autoridad ha sostenido que no existen obligaciones pendientes. El deber del Gobierno es velar por el bien común y no puede asumir el pago de una asignación que no cuenta con fundamentos de derecho, menos en respuesta a una medida de presión”.
Al final del inserto, que en general se refiere a las mejoras que ha experimentado el magisterio en los últimos 20 años, se invita a los padres a enviar a sus hijos a clases este lunes y a los profesores a entrar en razón.

Jaime “Bigotito” Gajardo, presidente del Colegio de Profesores, en un acto realizado el viernes dijo que “Ha aparecido (en los medios) como que nosotros dimos un portazo y no queremos dialogar. Eso es falso. Desde acá le hacemos un llamado a las autoridades, a la Ministra de Educación, al Ejecutivo: nosotros queremos dialogar, emplazamos a que nos hagan una contrapropuesta, que hoy ellos hagan llegar esto, trabajamos mañana, el domingo si es necesario y solucionemos este problema. Esa es la posición del gobierno: dialogar (…) Han usado el argumento de que ha habido mejorías para el profesorado, efectivamente de los años 90 en adelante ha habido un incremento en las rentas del profesorado y de los trabajadores en general, pero lo que no consideran es que cuando fuimos traspasados perdimos 3 tercios de nuestra renta. Efectivamente a pesar de tal recuperación, igual quedamos bajo el crecimiento general de los sueldos y salarios de los trabajadores de este país, estamos un 43% por debajo y cuál es la causa de eso: el no pago de la deuda histórica”
Por lo visto, el final de año se viene con más rasquimbolas que nunca para los estudiantes, que salvo contadas excepciones, saltan en una pata cuando sus profes se botan a huelga.

The Clinic Newsletter
Comentarios