POR CARLA CELIS
FOTOS: XIMENA RIVAS
Pasadas las nueve de la noche, un Teatro Caupolicán con menos de la mitad de su capacidad de público ocupada, recibió al legendario Duff McKagan, ex Guns n’ Roses y Veltet Revolver, que regresó a Chile después de dos años. Con un “Buenas noches Santiago, esto es Sick”, le dio el vamos a un show intenso, que los fanáticos disfrutaron con entusiasmo.

Para ver la galería y el resto de la nota…

Tocaron gran parte del álbum que los trajo de gira por Chile. Las canciones del reporterio fueron “Sleazy Factory”, “Executioners Song”, “Dark Days” entre otros éxitos. A medida que avanzaba el concierto, los cuatro integrantes de Loaded iban enfervorizando cada vez más al escaso público con su energía y puesta en escena. Jeff Rouse, el bajista, corrió de un lado a otro del escenario durante la hora y media que duró el espectáculo. Sin duda, el más prendido e inquieto de la noche.

Uno de los temas más coreados por el público fue “So Fine”, del álbum “Use Your Illusion II” (1991). Un acogida similar tuvieron los temas “Attitude”, cover de la banda estadounidense Misfits, que venía en el disco “The Spaghetti Incident?” (1993), y luego “New Rosa”, de The Damned.

Los estadounidenses finalizaron el concierto con el clásico del “Appetite for Destruction”(1987), “It’s so Easy”, que emocionó a los fanáticos de Guns n’ Roses que no paraban de pedir otro tema, aunque no tuvieron respuesta del grupo. Geoff Reading, Mike Squires, Jeff Rouse y Duff McKagan muy excitados, agradecieron a los asistentes y prometieron volver a Chile.