Tsunami: Pido justicia

Por David Moraga Nova.

Mis padres, con mis dos hermanos (Claudio y Benjamín, de 16 y 2 años de edad respectivamente), viajaron a Dichato el ultimo fin de semana de Febrero, pasaron la madrugada del terremoto en una cabaña cercana a la playa, minutos después escuchaban por radio lo mismo que escuchaba yo desde Chillán en una radio a pilas, donde las autoridades de gobierno decían: “no hay alerta de tsunami”, y lo peor, lo reiteraban.
Comenzando por las autoridades de gobierno: poder ejecutivo; ministro del interior, Sr. Edmundo Pérez Yoma; ONEMI, Carmen Fernández, y otras autoridades de gob. y armada, son responsables de la muerte de cientos de personas en la costa de nuestro país. Cualquiera persona entendida en la materia sabe que un terremoto superior a 7,5 grados Richter en la costa, el tsunami se hace inminente. El terremoto alcanzó como todos saben, los 9 grados Richter, lo cual aseguraba con creces un tsunami en nuestra costa.
El sábado 27 me dirigí en la tarde a Dichato, fui a buscar a mis padres y hermanos quienes salvaron de milagro y de quienes vine a saber tres días después de la tragedia sobre su estado, (hoy se encuentran con un estrés post traumático y hematomas producto de su huída , pero ellos dentro de todo están bien). Estuve 4 días en la zona buscándolos y ayudando con un amigo a otras personas, mi familia esta a salvo, pero muchos perdieron sus vidas, entre ellos: niños y ancianos. Los vimos, vimos sus cuerpos y no son pocos, nadie podrá decir lo contrario.
Lo cometido por las autoridades es un acto criminal, pido Justicia por las victimas del tsunami, pido justicia por las victimas de las autoridades de gobierno, pido justicia por quienes escucharon: “no hay alerta de tsunami, regresen a sus hogares.”

Chillán, 10 de marzo de 2010.

The Clinic Newsletter
Comentarios