En una columna aparecida en El Morrocotudo, periódico virtual ariqueño, el consejero regional Juan Arcaya Puente expone un tema realmente preocupante para la comunidad surfistica mundial: El Buey, una de las 20 mejores olas del planeta para la práctica de dicho deporte, puede desaparecer producto del proyecto de remodelación del balneario El Laucho. Arcaya plantea los siguientes puntos para argumentar tal aseveración:

– Se estima que la construcción del espigón (estructura lineal de hormigón que sirve para dirigir el flujo en alguna dirección determinada, reducir el oleaje o favorecer la decantación de arena) es una ingeniería obsoleta para el mejoramiento de playas artificiales y ésta puede provocar un tremendo daño a la ola por efectos de refracción inadecuada.(rebote de la corriente y contra ola que mitiga el efecto de “El Buey”).

– El segundo espigón responde solo a una cuestión formal, por cuanto la presencia de las corrientes no requiere su instalación.

Arcaya señala que los antecedentes serán puestos a disposición de las autoridades para evitar que se cometa un daño patrimonial irreparable.