Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Cultura

17 de Mayo de 2010

Flavio Cianciarulo, bajista de Los Fabulosos Cadillacs: “Me gusta la cueca, pero no la bailo”

Por

POR CARLA CELIS
Hace pocos días Los Fabullosos Cadillacs tocaron por primera vez en el Teatro Troxy de Londres, donde se han presentado, entre otros, Morrissey, Pixies o Nick Cave and The Bad Seeds. La gira “Satánico Pop Tour”, que los llevó a Europa, los trae este fin de semana a Chile para retomar la presentación que suspendieron por el terremoto.
__________
¿Cómo fue tocar en el Teatro Troxy?
Estábamos muy entusiasmados, porque es un nuevo punto en el mapa de los Cadillacs, lo teníamos pendiente, así que todo muy, pero muy bien. Hay muchos artistas de la movida británica que nos han gustado siempre, como The Clash, que han tocado ahí, así que es fue estimulante haberlo hecho.

¿Cómo fue eso de que Joe Strummer -de The Clash- eligió una canción de LFC para una película?
Joe trabajaba para un sello discográfico importante, creo que la BMG, como asesor de soundtracks para películas. Entonces nos enteramos que él había conocido a los Cadillacs, le habían gustado y nos eligió para una película. Y bueno, sabemos que él siempre ha sido un hombre muy “open mind” que escucha música de otra cultura. En este caso lo latino sabíamos que a él siempre le gustó. Además eligió una canción mía, que es “Manuel Santillán, el León”, y para mí fue un honor.

Ustedes han hecho un par de covers de The Clash.
¡Y sí! Los Clash son la banda que más me gusta, y él en especial, que es un seco y tiene una influencia enorme en Los Cadillacs y en mí mismo como persona.

LFC EN CHILE

¿La que harán este fin de semana en Chile es la presentación que quedó pendiente del terremoto?
Sí, de ese fin de semana fatal. Esa vez nos tuvimos que volver a Argentina.

¿Cómo los pilló el terremoto?
Yo estaba durmiendo en el hotel con mi familia, en el piso octavo y para mí, que vengo del llano pampeano, que no estoy acostumbrado a que nunca jamás se mueva el piso, el susto fue bastante… La verdad es que ¡nos cagamos de susto! Pero bueno, nos lo tomamos con calma, porque dentro del contexto de las cosas que pasaron, no nos pasó nada. La sacamos barata, pero después, cuando vimos todo lo que iba pasando en el país, las imágenes o el número de muertos, nos vino un bajón terrible.

Después del tremendo susto organizaron Chile Abraza a Chile.
Fue en conjunto con otros artistas. Todos nos fuimos dando cuenta de que algo había que hacer, pero creo que lo más importante fue el comportamiento y la respuesta del pueblo: el público fue el gran protagonista. Me emocionó que la gente llevó parvas de cosas que eran necesarias y sobre todo que no hubo ningún tipo de mala onda, porque sabemos que siempre hay un lado perverso, sobre todo que en Buenos Aires se corría en un blog bolas como: “Pero bueno, y cómo vamos a ayudar a los chilenos si habían ayudado en la guerra de Las Malvinas”. Y es verdad que hubo algunos chilenos que ayudaron a la guerra, pero ese fue Pinochet, no fueron todos los chilenos, no el pueblo. Escuché barbaridades como la de una señora que decía: “Y bueno, les pasó esto porque seguro Dios los castiga”. ¡Podés creerlo! La gente para hablar perversidades no tiene límites. Es que los seres humanos en realidad somos una mierda, por eso metían en la bolsa temas de litigios y otros asuntos que no corresponden. Por suerte el público no enganchó con eso, sino con la gente que en Chile estaba llorando en medio del cerro, sin agua, luz, etc. En ningún momento hubo violencia, ni nada. El espíritu fue increíble.

Dicen que la presentación del 8 de mayo va ser la última de LFC, ¿es cierto?
Esta es la última presentación de este ciclo que arrancó hace dos años. De todas maneras suena muy fatalista, nos vamos a guardar un añito y medio o dos, para escribir más canciones, y no sé, queremos hacer un disco, pero no es la última de la vida. Tenemos proyectos en paralelo que desarrollar, y la idea es volver con disco nuevo, show nuevo, todo renovado.

¿Es cierto que los invitaron a la cena que hizo Cristina Fernández para recibir a Piñera?
¡Naaada! Nadie nos invitó, esa es una absoluta mentira… y bueno, una de las cuantas mentiras en que la prensa suele incurrir. ¡Si me hubieran invitado hubiera dicho que no! Pero jamás, jamás escuché eso. Además no me imagino qué tendríamos que hacer nosotros en una cena con Piñera.

¿Hay alguna mala onda?
¿Quién es Piñera? En todo caso no me molesta que se haya dicho eso, lo peor es que todos le compramos el cuento a los medios, pero el 60 por ciento es falso. Como dice un periodista de Buenos Aires: “No creas en todo lo que lees, no me creas a mí lo que te digo”.

¿Qué grupos estás escuchando actualmente?
¡Uh! Yo escucho tantas cosas… a ver, me gusta mucho un artista independiente de Buenos Aires que se llama Boom Boom Kid, con la familia lo escuchamos mucho.

¿Y algún grupo chileno que te llame la atención?
Trabajé con un grupo chileno un tiempo, y tengo muy buena relación con ellos, son los Chancho en Piedra. Con ellos trabajé como productor artístico, creo que hacen cosas muy interesantes, y son los que más me ha tocado conocer de cerca. De Chile también me gustan las cuecas -no es que esté metido en la movida cuequística, no sé bailar cueca-; por ejemplo, unas cuecas de Los Tres me gustaron harto. Así como que de golpe en su contexto de pop y de rock hacen una cuequita, me pareció re bueno.

Han dicho que la Iglesia es el Mal Bicho de hoy. ¿Piensan eso?
¡Todo esto que está pasando es una mierda! A mí la Iglesia me parece una inmundicia, así que soy anti iglesia. Creo en Dios, pero creo en dios como energía, ni siquiera sé si se llama dios, creo en un ser superior, pero la Iglesia no me interesa en lo más mínimo. Es un invento del hombre, y bueno, si hay gente que le agrada, no lo entiendo, ni lo comparto, pero es cosa de ellos. Seguro que hay seres humanos que hacen cosas buenas dentro de ella, pero hay muchos que hacen cosas horribles, como las que aparecieron ahora.

Notas relacionadas