Fotomontaje realizado por Plataforma Urbana. Hospital Ochagavía + Mall

Por Equipo Plataforma Urbana
El plan de concesionar la reconstrucción de 22 hospitales públicos a lo largo de todo el país avanza. Pero en las últimas semanas ha surgido una propuesta de parte de empresas privadas operadoras de malls que ha llamado bastante la atención, por decir lo menos.

¿Qué tiene que ver una empresa que hace malls con un hospital público?

La idea de estos operadores es que la empresa que se haga cargo de la reconstrucción del hospital, tenga la posibilidad de construir un mall en el mismo lugar.

El Ministro de Salud reconoció que algunas empresas del rubro ya se han acercado al Ministerio de Salud interesadas en llevar esta idea a cabo en los hospitales Barros Lucos-Exequiel González Cortés y en el Hospital Regional de Antofagasta.

El Ministro Mañalich parece no estar cerrado a la idea, ya que comentó que existen ejemplos exitosos de este tipo de alianzas en el mundo.

Pero ésta es una discusión que recién comienza, ya que surgida la idea de que a cambio de la construcción del hospital se pueda integrar un mall, surgió rápidamente la voz de los detractores.

Los operadores de mall ven esta idea como una buena posibilidad, ya que por su naturaleza un hospital tiene una gran afluencia de público, la cual sería naturalmente traspasada al centro comercial.

Después de que la iniciativa se dio a conocer, un grupo de Parlamentarios de la Concertación presentó un proyecto con el fin de restringir los servicios anexos que se pueden integrar a un hospital concesionado, con la idea de que estos queden limitados a aquellos servicios que tienen que ver directamente con el funcionamiento del hospital.

Uno de los argumentos en contra responde a que los servicios privados entregados por el mall, se podrían confundir con los servicios ofrecidos por el hospital. Así si un privado decide poner un laboratorio en un mall (como ya existen algunos casos) esto podría derivar en que el hospital viera en desmedro su servicio.

Por otro lado, el reunir la concesión de un servicio público del estado como es un hospital con un recinto privado como un mall que tienen como objetivo generar utilidades para sus inversores, hace algunos puedan ver con malos ojos que el derecho a la salud se asocie a una iniciativa de este tipo.

El Parque Arauco es un claro ejemplo de cómo una clínica funciona al integrarse a un mall. Pero aquí claramente no existen mayores conflictos ya que no hay recursos públicos de por medio y quienes visitan esta clínica lo hacen por su propia elección.

Para otros, la idea de que en un mall reúna servicios tan variados como la venta de vestuario, comida y salud, responde a que los operadores han visto en esta reunión una forma de responder a las necesidades de sus clientes en un solo lugar.

Si es que esta iniciativa llegara a concretarse, aún se deben resolver algunos problemas técnicos. La idea inicial del Ministerio de Salud es la de concesionar grupos de hospitales, por lo que si un privado se encuentra interesado debe transformarse en concesionario de más de un hospital.

Lo más probable es que en la discusión, sobre si es conveniente, apropiado o beneficioso para las ciudades y sus habitantes que los hospitales vengan con un mall incorporado, no sean consultados quienes se atienden en los hospitales, quienes viven cerca de ellos o simplemente todos aquellos que viven en las ciudades donde esto puede suceder. Los invitamos a opinar, discutir y comentar.
___
Texto publicado con autorización del sitio Plataforma Urbana.