La siguiente es la carta hecha circular por la familia del ex-lautarista Pablo Morales Fuhrimann. En ella afirman que Morales (que pasó 11 años en prisión, por una emboscada a un furgón policial ocurrida en 1992) se encuentra “rahabilitado”, trabajando, preparándose a estudiar un postgrado, dedicado a su familia y sin “tiempo ni lugar” en su vida como para liderar o participar en “un movimiento con fines terroristas”. Morales se encuentra en prisión preventiva, junto a otras catorce personas apresadas en el allanemiento masivo del lunes, por resolución del juez Roberto Guzmán. La medida fue solicitada por el equipo liderados por el jefe de la Fiscalía Metropolitana Sur, Alejandro Peña. Este último afirma que su investigación ha podido establecer el organigrama de una organización anarquista dedicada a la realización de atentados con bomba, y que el jefe sería Pablo Morales.
___________
Santiago, 16 de Agosto 2010.
A la opinión pública:

Pablo Hernán Morales Fuhrimann ha sido detenido el sábado 14 de Agosto a las 06.45 de la mañana, tras un violento allanamiento en su propia casa en Peñalolén, y no en una casa “okupa” como se ha señalado en la prensa.

Los cargos que se le imputan son tan graves que asustan hasta a Goliat. Sin embargo nos asiste como familia la tranquilidad de la verdad. No hay tiempo ni lugar en la vida cotidiana de Pablo para ser acusado de asociación ilícita, de líder de un movimiento con fines terroristas. Su vida en los últimos años está muy lejos de acercarse a aquella vida.

Necesitamos aclarar que Pablo no está indultado, obtuvo el beneficio carcelario de salida dominical en noviembre de 2003, al cumplir más de la mitad de los 20 años a los que fue condenado. Desde entonces Pablo firma semanalmente en el Patronato de Reos, cumpliendo de esta forma y cabalmente las condiciones de su Libertad Condicional establecida por Gendarmería.

Recordarles que hace 2 años, nuevamente se le detiene, por una causa del año 1992- la N° 606-92, que sustanciaba la 2° fiscalía militar- los tribunales castrenses ordenaron su detención, que la Policía de Investigaciones cumplió el pasado 2 de octubre de 2008, finalmente trás 53 días fue puesto en libertad ya que se demostró que él ha cumplido responsablemente con todas sus obligaciones en términos penales y con la sociedad.

¿Cómo decirles, que nuestra vida familiar los últimos años ha sido algo tan distinto a todo lo que en la prensa se dice, cómo hacer entender a las autoridades que el daño que esto causa es irreparable?. Mostrarlo como terrorista en los medios es un abuso y una gran mentira, que violenta nuestra vida, a nuestra familia y a nuestros amigos que nos conocen. La indefensión ante este tipo de situación es tremenda, ¿dónde queda la presunción de inocencia?.

Hoy ha sido condenado por los medios de comunicación y por el gobierno, solicitamos a los tribunales de justicia que investiguen la vida de nuestro familiar Pablo Hernán Morales Fuhrimann, en ella hay un domicilio conocido, un hogar, una familia, un trabajo que lo respalda, si eso no es rehabilitación, ¿qué es entonces?.

Pablo es un hombre que reconstruyó su vida, luego de haber estado 11 años en la cárcel. Licenciado en Sociología y con planes de continuar estudios de post grado, con un trabajo estable y un contrato indefinido, mantiene sólidos vínculos afectivos con su familia, con su pareja estable desde hace años y su grupo de amigos, quienes lo han apoyado incondicionalmente. Por esto, no podemos entender la forma ni el fondo de esta detención.

Hoy solicitamos que se acoja nuestra petición para que no se revoque su Libertad Condicional, por cuanto al estar detenido es imposible que concurra con su firma semanal ante el Patronato de Reos, exigencia y requisito para mantener tal beneficio.

La opinión pública debe comprender que Pablo Morales Fuhrimann ya fue condenado, permaneció 11 años en prisión, 6 años firmando semanalmente, es decir un total de 17 años; que no es justo negarle la integración social y no valorar su vida actual, y que contará por esto mismo, con el respaldo inquebrantable y activo de sus padres, hermanos, pareja, amigas y amigos.

Familia Morales Fuhrimann