Suenan carillones de campanas, referencias a las “autorí-dades”, a Dios y la sonda, cuyo curso habría sido corregido por la mano divina. Es el homenaje musical del Negro Piñera a los 33 mineros, titulado “33 mineros”. Una obra en la que se nota la mano de mejores asesores que en el malaconsejado, por no decir auditivamente peligroso, tributo a Gustavo Cerati. “33 mineros”: un clásico instantáneo que hará olvidar “La Luna Llena”.