Wikileaks y la Concertación: Política indígena “Chapucera”

Fuente: www.que.es

Imagen: www.que.es

Los cables diplomáticos sobre Chile, que fueron desclasificados por el diario español El País y proporcionados por Wikileaks, acusan a los medios informativos “conservadores” (suponemos que no se refieren a La Cuarta) derechamente de mala leche, por informar “con grandes titulares y fotografías” la “violencia” del pueblo mapuche en el sur. Los cables muestran la poca seriedad que le otorga la diplomacia estadounidense a nuestro “conflicto”. Y lo describen incluso, a diferencia de los diarios chilenos, como una etnia “abrumadoramente no violenta”. Y agregan: “la destrucción de propiedades, que supone la inmensa mayoría de las acciones ilegales de los mapuches, se presenta frecuentemente a todo color con descarados titulares y a veces una cobertura muy superior a la que se da a crímenes mucho más graves cometidos por chilenos no indígenas”.

Al baile, también entra el entonces candidato y actual presidente Sebastián Piñera, cuando se refirió al tema y afirmó que la “Araucanía arde en llamas”. Junto con él, se involucra al ex ministro del Interior, Edmundo Pérez Yoma, quién solicitó apoyo de la “inteligencia” gringa. Sin embargo, el DC lo negó.

Respecto a los nexos que habría entre “grupos organizados” como la Coordinadora Arauco Malleco, CAM, y sus viajes a Colombia, México y España, la información señala que se trataría de “turismo de guerrilla”. Y le resta importancia. Tanto así, que en ningún caso podría comprarse el “conflicto mapuche” con grupos como ETA y FARC.

En referencia al rol de los gobiernos de la Concertación en este tema, los informes son lapidarios: “se ha desarrollado una la política indígena chapucera, a la que se concede poca importancia y que es incapaz de establecer y alcanzar objetivos realistas”.

The Clinic Newsletter
Comentarios