Puntarenazo: “Están usando el mismo manual con el que privatizaron las eléctricas”

Nolberto Díaz, presidente del Sindicato de Trabajadores de ENAP Aconcagua y oriundo de Magallanes, dice que el gobierno está “mintiendo” para desvalorizar la ENAP y facilitar su privatización. Y afirma que es una estupidez ofrecer aislar las casas en la zona “¿o creen que poniéndole esponjitas a las ventanas la gente allá no van a sentir frío?

Para Nolberto Díaz, dirigente de ENAP, la pelotera de Magallanes no tiene olor a gas, sino que a privatización. “El modelo es éste: primero desvalorizamos la empresa para hacer entender que está a punto de caer. Luego lo justificas traspasándoles el costo a los ciudadanos y le despejas el camino a los privados para que los ‘salven’. Eso es lo que hay detrás de todo esto: la ENAP está atada de manos y ellos quieren quedarse con un recurso sumamente importante para todos y vital para los puntarenenses. Pero se toparon con una región que por más lejos que esté, nunca se queda callada”.

Díaz sabe de lo que habla. Nacido y criado en Magallanes, cuenta que si la empresa estatal no fue privatizada durante la dictadura de Pinochet fue por exclusiva insistencia del Almirante Merino, pero que hoy, con 5 de los ocho miembros del directorio de la Empresa Nacional del Petróleo “operando” para Piñera, los privados se soban las manos.

“El Presidente tiene a cinco directores de ENAP en la mano. Tres de ellos son personeros de gobierno, de confianza directa del Presidente: el ministro de Energía y presidente del directorio, Ricardo Raineri; el ministro de Minería, Laurence Golborne y el Vicepresidente Ejecutivo de Corfo, Hernán Cheyre. Ellos funcionan según lo que les diga Piñera. Los otros son un privado y los representantes de la Sonami, Sofofa, CPC y el Instituto de Ingenieros de Minas de Chile. El de los trabajadores es Jorge Matute, ausente en las dos últimas reuniones en las que se decidió el alza por licencia médica”.

LA MENTIRA

-¿Dices que esto va a directo a una privatización?
-Está clarito. Están usando el mismo manual con el que privatizaron las eléctricas. Es decir; desvalorizan la empresa diciendo que está mal y al poco tiempo ingresan los privados. Las cifras que están dando desde el gobierno, la ministra Von Baer y Golborne, no son reales. Es imposible que ENAP tenga un patrimonio de 360 millones de dólares si cada refinería vale 1.500 millones. Los números reales no han sido transparentados. Si acá vamos al revés de los cristianos. En todos los otros países están reestatizando las empresas de combustibles y energías y acá se las regalamos a los privados. No se ha valorado el papel que juega la ENAP para el país completo. Durante el terremoto del 27 de febrero se cayó todo, hasta el gobierno, pero los únicos que se mantuvieron en pie entregando combustible fue la ENAP. Eso nunca se acabó.

-¿Entonces dónde está el déficit de ENAP?
-Estas empresas tienen saldos positivos y negativos según el año y de acuerdo a la contingencia, lo que ocurra en el extranjero, el precio del barril, etc. Nadie dice que la ENAP se endeudó comprando barriles durante la crisis energética del 2008, cuando estos costaban 160 dólares cada uno, y al mismo tiempo Argentina nos cortó el gas. Después de eso, los barriles volvieron a bajar y se perdió dinero, pero fue por un bien mayor.

-¿Qué hay de cierto en que los pozos se están acabando?
-Eso es una verdadera y gran mentira. En Magallanes hay petróleo y gas para muchísimo tiempo. Es una mentira que se está acabando. Todo el mundo allá sabe que en esta zona hay pozos que la ENAP no ha explotado y que tienen reservas. Si no fuera así y realmente tuviéramos gas o petróleo limitado, ¿cómo se explican que hayan llegado a la región en los últimos cuatro, cinco años, otras empresas petroleras privadas? No irían si no hubiera nada que sacar. Ellos nunca pierden.

ESTUPIDECES, FASCISTAS Y TURISTAS FLOTANDO

– ¿Qué opinas de las otras medidas anunciadas para palear el alza, como el revestimiento de las casas?
-Son todas idioteces. Es una estupidez increíble tratar de aislar las casas con ese material que ofrecen, es absurdo. ¿O creen que poniéndole esponjitas a las ventanas la gente allá no van a sentir frío? Para los que no saben, las casas de Punta Arenas ya son revestidas porque el frío allá es implacable. Co-habitamos con el polo sur por si no lo sabían; todo el mundo está a nuestro norte. Aquí se está hablando desde una tremenda ignorancia. Es una ciudad muy extrema y los ministros están hablando con un desconocimiento y arrogancia increíble. Ayer (el lunes) corrían vientos de hasta 120 kilómetros por hora y la gente estaba con
parka, en pleno ‘verano’. No tienen idea de lo que es vivir allá. Nosotros tenemos invierno durante todo el año. Acá la gente no se va a quedar tranquila hasta que se restituya el subsidio. Basta recordar el “puntarenazo” del 84, cuando fuimos los primeros en manifestarnos contra Pinochet en un acto público, con él a 40 metros de la gente.

-¿Crees que por eso el ministro Hinzpeter ordenó reforzar la dotación de Carabineros?
-Puede ser, pero eso es otro problema. Nosotros nos manifestamos, pero de manera pacífica. Además, las Fuerzas Armadas no están para trasladar a Carabineros a otras regiones a terminar con las protestas ciudadanas. No puede ser que el dinero que todos los chilenos le damos a las FF.AA. se ocupe para esto. El ministro Hinzpeter es un fascista. Todos sabemos lo que ocurre en Isla de Pascua y eso no hace más que reafirmar el afán independentista de los rapanui. En Magallanes también hay un sentimiento independentista, pero es producto de la ubicación extrema. Allá se hace patria aunque el gobierno no los apoye como debiera. Cuando cierren el parque nacional Torres del Paine todo el mundo se enterará de lo que ocurre acá. Van a tener a miles de turistas prácticamente flotando sin poder si quiera encallar en el puerto y es muy probable que no puedan entrar al parque.

-¿Cómo resuelve el problema entonces?
-La clave está en la administración de la empresa. El gobierno corporativo de ENAP está mal estructurado. No puede estar cambiándose cada cuatro años. Esto necesita una política de Estado a largo plazo, si estamos hablando de un recurso estratégico para el futuro del país. Sin embargo, lo que ocurre hoy en la mpresa es una clase de política neoliberal. Esos recursos deberíamos explotarlos y además distribuirlos, pero Copec tiene muchos amigos y ese es un mercado en el que la ENAP no se puede meter. Todas las empresas del mundo funcionan así, menos nosotros. La crisis de hoy comprende recursos miserables en comparación con lo que de verdad está en juego: los combustibles en manos de particulares. Eso no puede ser.

The Clinic Newsletter
Comentarios