Un grupo de concejales y usuarios del Transantiago escriben a Sebastián Piñera criticando duramente al sistema de transportes. Argumentan que en cuatro años ha tenido una mínima mejoría y rechazan de plano las alzas en el pasaje por la incidencia que tiene en el costo de la vida de los santiaguinos. El gobierno -dicen- ya no puede usar la excusa de que es una carga de la administración anterior. Lee la carta.

Señor Sebastián Piñera E. , Presidente de la República de Chile

De nuestra consideración:

Junto con saludarle, los abajo firmantes venimos ante usted a expresar nuestro repudio y molestia a causa del Sistema de Transporte de Pasajeros (STP) denominado Transantiago.

Luego de cuatro años de implementación reconocemos mínimos cambios en beneficio de los usuarios, sin embargo el grueso de los pesares se mantiene y afecta a diario a millones de personas de la capital, quienes, en definitiva, han visto severamente mermada su calidad de vida.

En efecto, luego de una pomposa puesta en marcha, sólo se ha conocido de errores, molestia y desangramiento económico del Estado, en tanto las empresas nacionales y trasnacionales dueñas de las licitaciones tienen aseguradas sus ganancias no obstante brinden un servicio pésimamente malo.

Creemos que no cabe aquí la excusa recurrente de que este sistema lo impuso un gobierno distinto al que usted preside, pues, la verdad sea dicha, el actual STP ha contado con el visto bueno de las bancadas parlamentarias que sustentan hoy su gobierno.

Señor Presidente, sepa usted que no basta con subirse una vez al año al Transantiago para entender los padecimientos de los usuarios. Se equivoca su actual ministro del ramo cuando señala que, eventualmente, no nos importa si el pasaje sube, en la medida que la calidad aumenta. Todo lo contrario señores, el encarecimiento de los productos y servicios, incluyendo el transporte, es algo
muy sensible para la población, cualquier alza afecta la calidad de vida de los chilenos. Por su parte, la calidad de un servicio es un derecho y más aún si ésta estaba asegurada de antemano por las autoridades de la época. Nos oponemos firmemente a una nueva alza, la séptima en menos de un año y nos acerca peligrosamente a pagar el doble de lo que antes se pagaba por uso de transporte colectivo.

El “fantasma de Magallanes” también puede recorrer Santiago.

Señor Piñera, durante estos cuatro años, distintas organizaciones sociales y de usuarios del Transantiago hemos levantado propuestas y generado ideas para alcanzar un STP digno de los chilenos, a la altura de los desafíos del Chile del siglo XXI. No hemos sido escuchados, salvo cuando la movilización ha logrado instalar una silla para los usuarios en las mesas de debate. No creemos en la protesta por la protesta ni el reclamo sin proposiciones, mas también sabemos que nada se nos ha regalado y la justeza de nuestras demandas muchas veces nos llevarán a formas más o menos agudas de movilización dependiendo del interés que pongan las autoridades por escucharnos.

Hoy traemos ante usted una carta representativa de miles de chilenos afectados por el Transantiago. Los que tras nosotros están creen necesario reponer un gran debate sobre el problema de fondo que supone un STP que atiende a una importante parte de la población capitalina.

En lo inmediato nos parece imperativo que el Estado comience a jugar un papel de primer orden respecto de Transantiago, cuestión que bien podría  hacerse a través de la empresa estatal Metro; de igual manera resulta necesario detener cualquier eventual alza, más aún cuando éstas son eterminadas por un “panel de expertos” que es excluyente de los usuarios y no cuenta entre sus factores con la situación real de aquellos que hacen uso de este medio de transporte. Sobre esta base creemos que es posible comenzar un diálogo con los Comités de Usuarios y autoridades representativas de la ciudadanía que a diario se enfrenta al hacinamiento, la demora en las frecuencias, el estrés, etc.

Confiados en que se hará eco de nuestras demandas y prontamente se convocará a las organizaciones de Usuarios para dar un giro a un sistema mal concebido y mal implementado, nos despedimos con saludos cordiales.

Tamara Homel – Concejala Pudahuel
Margarita Urra – Concejala El Bosque
Elizabeth Henríquez – Concejala Lo Espejo
Luis Díaz – Concejal Quinta Normal
Sergio Sepúlveda – Comité de Usuarios Transantiago