Alerta Isla Riesco junto al Frente de Defensa Ecológico Austral y los dueños de predios en la isla, ya están organizando una ofensiva legal para detener el proyecto que ayer fue aprobado por unanimidad por las autoridades de Magallanes. Llegando al comité de ministros, el papel de Golborne y el subsecretario de Energía serán claves: ambos han trabajado en la empresas que comprarían el carbón que se explotará en la zona.

Con una ofensiva legal que desde hoy comienzan a preparar en Punta Arenas, los grupos opositores al proyecto minero en Isla Riesco buscarán detener la extracción de carbón en la isla, aprobada ayer por unanimidad por el Servicio de Evaluación Ambiental de Magallanes, en otro capítulo de las crónicas ambientales con muerte anunciada.

Según Javiera Stipicic, del grupo Alerta Isla Riesco -quien estuvo presente en la votación- hoy tendrán las primeras reuniones con los abogados que los representen, haciendo uso de su recurso de reclamación en los próximos 15 días. “Vamos a reunirnos con los dueños de predios y la gente del Frente de Defensa para definir todo, pero apelaremos a la situación. Los votantes casi leyeron
textual sus argumentos al votar, lo que quiere decir que la decisión estaba tomada hace mucho tiempo antes”, dice.

Los grupos opositores a la minera reclaman que en la votación participaron tres seremis subrogantes, por lo que estarán siguiendo el caso hasta el concejo de ministros, en una cronología muy parecida a la que ocurrió el año pasado con la central Barrancones en Punta Choros, cuando el Presidente se pasó por el aro la decisión técnica y llamó a sus amigos de Suez Energy y les pidió que llevaran el proyecto termoeléctrico a otro lugar.

Golborne y un nuevo conflicto de interés

Una vez que llegue el proyecto a dicho comité, el flamante titular de Energía y Minería, Laurence Golborne, tendrá mucho que decir al respecto. A mediados de los 90, antes de llegar a Cencosud, fue gerente comercial de AES Gener, mientras la firma era controlada por Copec, uno de los dos socios que invertirá 480 millones de dólares para explotar carbón desde la mina Invierno.

El biministro se refirió ayer al tema y explicó que este tipo de proyectos deben avanzar para lograr el crecimiento esperado en los próximos años. “No podemos oponernos a todo, hay que compatibilizar el sustento del medio ambiente con el desarrollo de las comunidades”, dijo el secretario de Estado.

Sin embargo, el que no podrá referirse al tema será el segundo al mando en el ministerio de Energía, el recién llegado Sergio del Campo, quien cambió su puesto de gerente general de la central Guacolda, propiedad de AES Gener, por la subsecretaría de Energía, hace apenas unas semanas. Guacolda es una de las termoeléctricas que habría comprometido la compra de parte de los seis millones de toneladas anuales que se extraerían de carbón sub-bituminoso de Isla Riesco.

Todo esto, sin contar la participación del Presidente Piñera, que públicamente apoyó el proyecto en noviembre pasado y que lo destacó como uno de los proyectos privados importantes para la zona dentro del Plan Magallanes.