El senador UDI Hernán Larraín, prendió el ventilador y lanzó duras críticas al manejo político que ha tenido La Moneda en este primer año de Gobierno cuestionando la coordinación interna, los errores no forzados y la poca credibilidad del Ejecutivo. El Presidente, por su parte, habló de un balance “fecundo y sólido”.

“Ha habido complejidades en el funcionamiento político del equipo de gobierno, la coordinación interna, las comunicaciones, errores no forzados como los de Magallanes o de la intendenta, que hacen que el equipo no esté lo suficientemente afiatado”. Así de crítica fue la evaluación del senador UDI, Hernán Larraín, sobre el primer año de gobierno de Sebastián Piñera.

Con sus declaraciones a Radio Cooperativa, el parlamentario por la séptima región salió del ostracismo en que se encontraba mientras su esposa, la ministra Magdalena Matte, se veía involucrada en medio del huracán Van Rysselberghe.

El Senador UDI evaluó negativamente la administración de Sebastián Piñera en las vísperas del primer aniversario de  su gestión, argumentando que los errores de descordinación y la falta de manejo político del Ejecutivo, le pasan la cuenta a La Moneda.

Así, el gremialista pone como ejemplo lo ocurrido últimamente en Bíobio, lo que “hace que la gente sienta que aquí hay algo raro que se trató de tapar”.  Según el parlamentario “cuando los gobiernos pierden la credibilidad, se hace difícil que mantengan la confianza de la gente, por eso que es importante la claridad”.

Piñera se evalúa positivamente

Totalmente opuesto es el análisis del primer año de gobierno que hace el presidente Sebastián Piñera, quien desde España aseguró que “el balance es muy fecundo y sólido”.

El mandatario, quien se reunió con el Rey Juan Carlos la mañana de este lunes, dijo que Chile ha avanzado en todos los frentes luego del terremoto. “Chile logró reconstruir la mitad de lo que significó la peor catástrofe natural de nuestra historia y simultáneamente crecer a más del 5 por ciento, crear casi medio millón de empleos” dijo Piñera.

Durante una entrevista con la televisión española el presidente valoró el proceso de reconstrucción y la rapidez con que se ha actuado resaltando que “pocos países en el mundo que son golpeados por una catástrofe natural de la magnitud que nos afectó a nosotros logran en un año reconstruir la mitad. Ni siquiera Estados Unidos logró eso cuando paso el huracán Katrina”.