Documento enviado por la DGAC a pedido del diputado Gabriel Asencio señala que el mandatario impactó un árbol en un aterrizaje brusco en Lago Ranco, el 6 de febrero de 2010. El hecho se suma a la pana de combustible que sufrió el pasado 22 de enero en Quilicura Bajo.

Un documento de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) del 10 de febrero de este año reveló que el incidente en helicóptero protagonizado en enero pasado por el Presidente Sebastián Piñera, cuando tuvo que aterrizar en Quilicura Norte obligado por la falta de combustible, no es el único “incidente de aviación” protagonizado por el mandatario.

Según el informe, pedido por el diputado Gabriel Asencio y revelado hoy por el sitio Cambio 21, la DGAC detalla que el 6 de febrero de 2010 el jefe de Estado chocó en su helicóptero al aterrizar en Lago Ranco, ya siendo Presidente electo y a poco más de un mes de asumir en La Moneda.

El documento dice que se produjo un “aterrizaje brusco en el sector Lago Ranco” que impactó “el rotor principal con un árbol pequeño”. “La causa del incidente fue la pérdida parcial del control de la aeronave, producto de un repentino cambio en la dirección e intensidad del viento reinante, incidiendo como factor contribuyente la falta de información sobre el viento en el lugar del incidente”, dice el informe.

La información además constata que el aterrizaje de Quilicura Bajo, que fue motivo de réplica y debate político sobre las recomendaciones de seguridad que desestima Piñera, sigue en proceso de investigación. Junto a ello, se detallan otras investigaciones infraccionales por incumplimientos en normas de aterrizaje, como ocurrió el 11 de enero de 2007 cuando lo hizo en medio del estadio de Quellón, por el cual fue instruido a aplicar correctamente las normas y procedimientos aeronáuticos.

Columna de Patricio Fernández: Helicóptero