Luego de conocerse el beneficio carcelario con el que cuenta el ex director de la CNI, The Clinic Online ordenó una operación de seguimiento y espionaje para ver qué hacía Mena fuera de la cárcel. Los resultados son… sorprendentes.

Salida a Fantasilandia junto a Alberto Cardemil: El diputado recibe todos los domingos al ex Director de la CNI a la salida del penal Cordillera para llevarlo a una tarde entretenida en Fantasilandia. El juego que más le gusta es la Monga. “Me recuerda a mi general”, dice con nostalgia.

Paseo por la playa: Luego de un par de horas en Fantasilandia, Cardemil lleva a Mena a la playita. “Para que se tueste un poquito”, explica el diputado. Pasea en bicleta y toma sol, aunque no le gusta meterse al agua “¿Sabes cuántos cuerpos tiramos al mar? guácatela”, explica.

Guerra de Paintball: Todos los domingos, Mena se dirige sagradamente a un centro de Paintball, en donde juega a las guerrillas junto a amigos como Iván Moreira, Angélica Cristi (en la foto) y por supuesto, Alberto Cardemil. Generalmente sus amigos terminan picados porque Mena se toma todo muy en serio y muchas veces lleva balas de verdad.

Motel: Luego de la electrizante sesión de Paintball, Mena se va a encerrar a una pieza de motel por 4 horas donde realiza una ceremonia privada.

Cita Romántica: Mena conoció al amor de su vida estando preso cuando una mujer, miembro de patria y libertad, comenzó a enviarle jugosos mensajes subidos de tono. Mena prendió instantáneamente y comenzaron a pololear vía cartas. Tras conocerse por este beneficio carcelario y cada domingo, Mena pasa las últimas horas de su tiempo libre con una cenando románticamente en La Cuca o en el Lili Marleen.