Los cuatro presidentes de los partidos de la Concertación llegaron hasta la sede de la UDI para expresar sus condolencias por la muerte del Diputado Juan Lobos y reunirse con el presidente del gremialismo, Juan Antonio Coloma.

Esta mañana, el mundo político fue sacudido por una tragedia. El diputado UDI por la octava región, Juan Lobos, falleció en un accidente automovilístico al chocar su vehículo contra un caballo. Era de esperar que a la sede del gremialismo llegaran políticos de la UDI y RN, pero las muestras de pesar fueron transversales a lo largo del mundo político.

Guido Girardi (PPD) y Juan Pablo Letelier (PS) fueron los primeros personeros de la oposición en llegar a la sede de calle Suecia. Más tarde, se sumaron los presidentes de los cuatro partidos de la Concertación.

A la una de la tarde ingresaron en comitiva Carolina Tohá (PPD), Osvaldo Andrade (PS), José Antonio Gómez (PRSD) e Ignacio Walker (PDC) a la sede del gremialismo, donde firmaron el libro de condolencias para la familia de Lobos. Esta vez no hubo tiempo para debates políticos airados y tras la invitación de Moreira, los cuatro líderes de la Concertación subieron a la oficina del presidente de la UDI.

En la reunión, los líderes de la oposición conversaron distendidamente con Iván Moreira, Felipe Salaberry y Juan Antonio Coloma. Expresaron su solidaridad con el difícil momento que vive el partido fundado por Jaime Guzmán y, según explicó Coloma, coincidieron en “que todos somos humanos y en lo difícil, sacrificado y arriesgado que es el trabajo parlamentario”. A la mitad de la cita, la prensa fue invitada a abandonar la sala y el enccuentro prosiguió a puerta cerrada.

“Lamento estar aquí en un momento tan difícil. Provocado por el ejercicio del trabajo político. En situaciones como esta hay que dejar de lado las diferencias y mostrar unidad”, dijo tras la reunión José Antonio Gómez.

Media hora después de su arribo, Moreira despidió con una sonrisa a sus adversarios, mientras que los empleados de la UDI servían un contundente almuerzo. Los únicos presidentes de partido que no llegaron fueron Carlos Larraín (RN), quien se excusó por encontrarse “en terreno” y Guillermo Tellier (PC), por quien nadie preguntó.