Más de 200 trabajadores de la empresa “Compass Catering” marcharon hoy protestando luego de cumplir cinco días de huelga por mejoras laborales. Se dirigieron a la Intendencia Regional de Antofagasta para entregar una carta al intendente Álvaro Fernández y exigir la intervención del gobierno.

Los trabajadores agrupados en el Sindicato 2 de “Compas Catering” marcharon hoy hacia la intendencia regional en Antofagasta, reclamando mejoras laborales y exigiendo que el gobierno colabore en el proceso de huelga en el que se encuentran y en la negociación colectiva, que ya cumplió siete meses.

Su presidente, Jorge Marín, explicó que producto de lo anterior la empresa “se ha empeñado en responsabilizar a Minera Escondida de no querer acceder a nuestros requerimientos”. Y pidió que la empresa mandante, en este caso Escondida, se haga cargo del problema, “ya que se trata de una empresa que le presta servicios y a la cual se le está avalando su accionar irresponsable hacia los trabajadores”.

El campamento

Además de la huelga y la marcha de hoy, los trabajadores de “Compass Catering” instalaron un campamento en el frontis del edificio corporativo de Minera Escondida en la Avenida Minera, en Antofagasta, donde ya cumplieron su cuarto día acampando.

Por ese motivo, el presidente de la de la Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC), Cristián Cuevas, dijo a The Clinic Online que hoy se pidió también a las autoridades regionales para que se preocupen por el posible riesgo sanitario que podrían enfrentar ellos y sus familias porque  no cuentan con baños ni agua potable. Cuevas agregó que ya están realizando gestiones con los diputados de la zona Pedro Araya del PRI y Lautaro Carmona PC, para buscar una salida al conflicto.

140 lucas

El presidente del sindicato explicó que “en general , en las faenas de Minera Escondida, los trabajadores contratistas laboran en precarias condiciones., ya que en nuestro caso, en una habitación duermen 4 personas compartiendo un baño para 8 operarios”. Cuevas hizo un llamado a los trabajadores contratistas de Escondida para apoyar la movilización y para que se declaren en estado de alerta. “Aquí estamos hablando de personas que ganan 140 mil pesos líquidos en promedio”, explicó.