Suprema acabó con práctica ilegal de universidades a morosos

El máximo tribunal decidió terminar con fórmula usada por algunas casas de estudio con los alumnos morosos de retenerles los documentos de su vida estudiantil. De esta manera, declaró ilegal lo hecho por La Frontera y San Sebastián, de las sedes de Temuco y Puerto Montt, respectivamente.

La determinación se basó en un recurso de protección presentado por Andrea Reuca Neculman, a quien en diciembre de 2010 la Universidad de La Frontera se negó el certificado de título de la carrera de Historia y Geografía que cursó y aprobó en 2009, por mantener una deuda de aranceles de poco más de $1 millón. En el caso de Puerto Montt, la presentación la hizo Francisca Sáez contra la Universidad San Sebastián, a quien, al igual que el caso anterior, se le negó su certificado de título en abril de 2011 tras aprobar toda la carrera de medicina veterinaria, por mantener una deuda de poco más de $3 millones. La decisión de la casa de estudios, sostuvo la Suprema, "es injustificada y carente de razón lógica y por lo tanto arbitraria, puesto que condiciona la entrega del certificado al pago de la deuda pendiente y con ello discrimina a la actora al privarla de la documentación que necesita y a la que otros ex alumnos en su misma situación académica pueden acceder", dice el fallo.  
Comentarios