Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

25 de mayo de 2011

Presentan proyecto que elimina a “testigos protegidos”

mapuche caso bombas hinzpeter

Parlamentarios de la Concertación y el PC presentaron la iniciativa para eliminar las declaraciones de peritos y testigos, los que además actualmente reciben dinero por declarar con el rostro cubierto, fomentando el “soplonaje a cambio de dinero”.

Por

mapuche caso bombas hinzpeter

Eliminar a los testigos y peritos “protegidos” de los juicios por Ley Antiterrorista -promulgada en 1984, en plena dictadura- es lo que busca un proyecto de ley presentado por un grupo de diputados de oposición, entre ellos Sergio Aguiló (PS), Lautaro Carmona (PC), Alfonso De Urresti.

La iniciativa intenta modificar algunos vicios de esa ley, como la entrega de pruebas por parte de estos declarantes quienes reciben un pago o “contraprestación económica” por dar una prueba testimonial en el curso de un juicio.

La moción dice que el tratamiento legal de “terrorismo” está definido de manera equivocada porque se dan diferentes definiciones en distintos países, incluyendo a Chile, donde actualmente existen dos bullados casos bajo este carácter: el de los presos mapuche por el ataque a un fiscal de Cañete, y por el cual este miércoles cumplieron 72 días en huelga de hambre; y el de la supuesta asociación ilícita terrorista que habría colocado al menos 29 bombas en distintas partes de Santiago.

El proyecto propone eliminar una de las medidas procesales extraordinarias de la ley que consiste en la posibilidad de acumular pruebas a través de testigos y peritos protegidos (sin rostro), los que al mismo tiempo admiten que se les otorgue un contraprestación económica. Esto, a juicio de los honorables, desnaturaliza y desacredita la esencia de la prueba testimonial y por ende, la imparcialidad de la declaración.

Los autores del texto legal, señalan que en un régimen procesal con ese carácter “fomenta el soplonaje a cambio de dinero”. Por eso, dicen, las pruebas sorpresa fabricadas por los perseguidores no pueden ser debidamente apreciadas por la defensa, a menos que se admitan “vicios” como las declaraciones de testigos protegidos o de personas que tengan o hayan tenido el carácter de imputado en el mismo delito que se investiga.

En la iniciativa participan también Cristina Girardi (PPD), Hugo Gutiérrez (PC), Carlos Abel Jarpa (PRSD), Tucapel Jiménez (PPD), Sergio Ojeda (DC) y Alberto Robles (PRSD).

Notas relacionadas