Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Poder

24 de Junio de 2011

Consorcio radial de El Mercurio condenado por colusión

El Tribunal de Defensa de la Libre Competencia ordenó al Consorcio de Radios de Valparaíso (CRV), propiedad del holding de los Edwards, a pagar más de $ 90 millones, luego de acreditar que se asoció ilícitamente con otras firmas para ganar la licitación de señales FM en distintas regiones del país, logrando una posición dominante en el mercado.

Por

El Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) condenó ayer a la Corporación Radios de Valparaíso (CRV), empresa de propiedad de El Mercurio, a pagar más de $ 90 millones, luego de acreditar que se coludió con otras firmas para ganar la licitación de señales FM en distintas regiones del país, obteniendo de manera ilícita una posición dominante en el mercado, a favor de sus emisoras Digital y Positiva.

Así lo establece el fallo que publica íntegramente The Clinic Online.

En el cuerpo de la resolución, el TDLC acogió en su totalidad los argumentos esgrimidos por la Fiscalía Nacional Económica (FNE) sancionando además a dos personas naturales ligadas a esta operación comercial de El Mercurio, con los mismos 90 millones a cada uno. Se trata de Cristian Wagner y Claudio Toro Arancibia, socios entre sí.

La historia que devino en esta sentencia comenzó en 2003 cuando CRV inició su estrategia de instalar una cadena del rubro aprovechando el negocio que El Mercurio tiene con los diarios regionales.

Así fue como ingresó al negocio Cristian Wagner, quien se convirtió en funcionario de CRV y al mismo tiempo operaba con su sociedad Transco.

Paralelamente su socio, Claudio Toro, a través de Inversiones Santa Ignacia, hacía lo propio. Los dos últimas fueron obligadas a pagar 450 mil pesos (1 UTA).

Modus operandi
A lo largo de la investigación de la FNE y del juicio en el TDLC quedó claro que CRV, a través de Wagner y Toro celebraron acuerdos con empresas que, de no mediar millonarios pagos, habrían sido competidoras en el proceso de licitación llamado por la Subsecretaría de Telecomunicaciones para el período 2007-2009.

El asunto funcionaba así: CRV, en algunos casos, postulaba con un monto superior al de sus competidores y ganaba la licitación. Todo parecía en orden, salvo que la adjudicación era mañosa, ya que había hecho un acuerdo económico anterior por varios millones con las otras empresas que postulaban.

La otra fórmula operaba a través de las empresas de Wagner y Toro que ex profeso presentaban sumas inferiores compitiendo con CRV.

Mora Longa

El fallo del TDLC es un importante detalle para el fiscal del Ministerio Público Centro Norte, Patricio Millán, quien lleva una investigación, luego que el empresario y político Waldo Mora Longa presentara una querella criminal por delitos de adulteración fraudulenta de documento públicos, debido a que quedó fuera de competencia.

Fuentes cercanas a Mora Longa indicaron que en las próximas semanas solicitaría la formalización al fiscal Millán de quienes resulten responsables de estos hechos, como también interpondría una demanda civil buscando ser indemnizado.

De acuerdo a los documentos que contiene la carpeta del perseguidor penal, algunas de cuyas piezas publica también este medio, los hechos se encuentran acreditados.

Lea el fallo del Tribunal de Defensa de la Libre Competencia
Baje el proceso completo de la Fiscalía Centro Norte
Lea el requerimiento de la FNE

Notas relacionadas