“En los mapuches, vi presos políticos”

Cuando partió The Clinic, estaba en España y allá le llegó la primera edición de esta revista, que hoy cumple cuatrocientas. Abogada, Paula Vial asumió hace tres años la Defensoría Nacional y desde entonces se ha perfilado con su mirada crítica al sistema. Deja el cargo la semana que viene pero seguirá de columnista nuestra.


Foto: Cristóbal Olivares

“Fue un período de muchos logros en tan corto plazo. La institución queda con otro rostro”, dice Paula Vial Reynal, la Defensora Nacional que deja el cargo la semana que viene, luego de tres años al frente de una institución que para algunos fue una pulga en la oreja o poco menos que el diablo. La Defensoría se encarga, por ley, de representar a quienes no tienen dinero. Son, según algunos, los abogados del diablo y pagados por el Estado. Vial asumió con Bachelet y recientemente el ministro de Justicia de Piñera anunció que no sería confirmada en el puesto.

Te han tocado dos gobiernos distintos, pero han sido parecidos en algunas cosas.
-En algunos sentidos, sí. Creo que es una norma, para efectos de la Defensoría. Igual, en algún sentido, es bien lamentable para mí que haya esa coincidencia.

¿En qué se parecen?
-Se parecen, creo, en la respuesta al problema de la seguridad y la delincuencia, en el eco que hacen de una preocupación que es genuina y justa, pero que evidentemente está magnificada para nuestra realidad, en que probablemente no han sido lo suficientemente responsables y perspicaces en hacerle frente. Creo que se trata de un fenómeno que responsablemente la autoridad debería enfrentar entregando señales de tranquilidad y no de reacción…

¿Cómo era con la Concertación?
-Tengo la sensación que con la Concertación también había una forma de enfrentar el problema de la delincuencia bastante sobredimensionada, con poca creatividad.

Me acuerdo de Harboe, que parecía que siempre estaba compitiendo con la derecha en cuanto a represión.
-Sí, uno tenía la sensación, en términos de delincuencia, en algunas autoridades; la sensación de que no era un gobierno de izquierda, tolerante, que comprende las dificultades de la sociedad, la falta de oportunidades de muchas personas y que reacciona a ello.

Puedes leer esta entrevista completa hoy en la revista The Clinic en todos los kioscos del país

Comentarios