Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

30 de Junio de 2011

Municipalidad de Santiago contra las cuerdas por fallas en sistema informático

La Contraloría ordenó un sumario administrativo en la Municipalidad de Santiago luego detectar graves anomalías en la implementación del sistema informático contratado con la empresa Sistemas Modulares de Computación (SMC) por 240 millones de pesos. El organismo fiscalizador estableció que la firma no ha prestado un servicio libre de fallas y que varios funcionarios de […]

Por


La Contraloría ordenó un sumario administrativo en la Municipalidad de Santiago luego detectar graves anomalías en la implementación del sistema informático contratado con la empresa Sistemas Modulares de Computación (SMC) por 240 millones de pesos.

El organismo fiscalizador estableció que la firma no ha prestado un servicio libre de fallas y que varios funcionarios de la alcaldía hicieron vista gorda, permitiendo que no hubiera una sujeción a las bases de la licitación, criterio exigido por la entidad revisora de los actos del Estado.

En el informe que publica íntegramente The Clinic Online, se señala que la licitación para proveer los servicios computacionales llamada en 2009, cuando el actual edil Pablo Zalaquett aún no asumía el cargo, le fue otorgada a SMC. El contrato, sin embargo, fue suscrito por escritura pública el 23 de julio de 2010, cuando el militante de la UDI ya era el jefe comunal.

Los servicios de SMC se iniciaron formalmente en agosto de 2009, aunque presentaban serias fallas, dice el informe, pese a que las bases, y la lógica de todo buen servicio, exigen completamente lo contrario.

La Contraloría le consultó a Zalaquett, quien aseguró que sólo en mayo de 2010 tomó conocimiento de los incumplimientos de la empresa, mas no de las fallas. En su respuesta a la entidad indicó que ordenó de inmediato un plan de contingencia para proteger a los contribuyentes y al erario municipal.

El informe realizado por la Unidad de Auditorías Especiales da cuenta de una cadena de anomalías internas que derivaron en problemas tecnológicos. Por ejemplo, el director de informática, Guillermo Vergara, quien supervisa el contrato, aseguró que la decisión estuvo visada y en conocimiento de la división jurídica, la administradora municipal, la secretaria comunal de planificación, como también del departamento de administración y finanzas. Es decir, todos sabían. Serán ellos los principales investigados en el sumario.

Debido a los incumplimientos de la empresa, se cursaron multas por 250 millones de pesos, las que posteriormente fueron dejadas sin efecto, pese que a enero de 2011 el sistema aún presentaba graves problemas de funcionamiento.

“Por efecto de lo anterior, actualmente no existe certeza acerca de los derechos y obligaciones de las partes, en particular, respecto a la obligatoriedad de los plazos contemplados en las bases de la licitación y la procedencia de cursar multas ante eventuales retrasos o incumplimientos en la provisión de los servicios contratados, por parte de SMC, viéndose así, eventualmente afectados los intereses municipales”, puede leerse en el informe.

Esta no es la primera vez que la Municipalidad de Santiago es objeto de un sumario por parte de la Contraloría. En marzo pasado la entidad revisora hizo lo propio con Zalaquett y otros funcionarios, por incumplir un dictamen relativo al cobro de publicidad.

Adjudicación de contrato

Informe de Contraloría

 

Notas relacionadas