La investigación que llevó adelante el fiscal Gajardo, comenzó en 2007, luego que la Unidad de Análisis Financiero (UAF) recibiera Reportes de Operaciones Sospechosas (ROS) de varios bancos donde Ibieta y su socio, el general (R) Víctor Lizárraga mantenían productos financieros.

De allí en adelante, la indagatoria se transformó en una constante y sostenida búsqueda de información documental, ya que los delitos ligados al blanqueo de capitales, la gran mayoría de las veces, son rastreados en los sistemas bancarios de los países donde se ejecuta del delito, pero también a través de otras unidades de análisis financiero.

Sin embargo, en casos de este tipo, las voces pueden significar mucho más que mil papeles. De allí que el uso de intercepciones telefónicas por parte de la fiscalía le agregó a esta indagatoria el peso específico para sostener que Ibieta y sus secuaces habían montado un tinglado criminal gracias a sus contactos en la Armada.

En los registros de audio a los que accedió The Clinic Online, se puede escuchar a Ibieta hablando con Tapia y Basili, muy sueltos de cuerpos, de los contactos internos en la Marina y cómo operar con su red para generar negocios y suculentas comisiones.

De todas las grabaciones, hay una que llama la atención. Fechada el 13 de mayo de 2008, donde Tapia e Ibieta hablan de un error en el envío de un correo que estuvo a punto de echarles por la borda el negocio. El mail llegó con copia a los entonces almirantes Juan Eduardo Illanes y Carlos Fanta, pero se coordinó bien la mentira con Basili para hacer frente a la situación. Del resto, escuche y juzgue usted.

Audio N° 1: Coordinando la mentira

Audio N° 2: “Eso es harto más que seis po’h huevón”

Audio N° 3: “Los 12 palos están…”

Audio N° 4: Los misiles que explotaron antes