Una manifestación inesperada para las autoridades de Papudo fue la que se tragaron ayer cuando, en el contexto de la conmemoración de la batalla naval de esa zona apareció una importante masa de papudanos con poleras que decían NO A LA MARINA, pifiando a la alcaldesa Rosa Prieto.

Al inicio del desfile, un grupo personas comenzó a repartir copias del artículo publicado por The Clinic Online publicó este viernes “La batalla de Papudo”, con lo que otras personas se fueron sumando a la funa.

El reportaje da cuenta del lobby que ejerce un grupo de empresarios con residencias en Zapallar que quieren construir una marina para estacionar botes del Club de Yates de ese balneario, proyecto al que muy pocos podrán ofrecer y en el que las influencias políticas han sacado adelante parte de la tramitación del proyecto.

De esa forma, una estudiante del Liceo técnico de Papudo, en medio del desfile, se sacó el chaleco y lució una camisa que decía NO A LA MARINA arriba del escenario donde se celebraba la fecha histórica de ese balneario.

Pero no alcanzó a estar un minuto arriba cuando dos carabineros la bajaron a la rastra, en medio de aplausos y pifias de los asistentes a la ceremonia. Más tarde, el pueblo se enteró que aquella estudiante fue suspendida por todo lo que resta del año por el director del Liceo.

Tras el incidente, el clima se puso color de hormiga. En medio del desfile, la alcaldesa fue encarada por varios papudanos, mientras otro grupo afín a Prieto la defendía como podía. Luego se subió al escenario una nueva estudiante, que Carabineros atajó tirando al suelo ante la mirada de todos los asistentes, provocando una airada reacción en los asistentes.

Luego otra liceana que intentó subir fue retenida por Carabineros, mientras un familiar de una funcionaria municipal le jaló y luxó uno de sus brazos, ante la mirada impávida del oficial. La joven terminó en la posta y después tuvo que ser trasladada al hospital de La Ligua, donde fue atendida de urgencia.