Tres horas con una bolsa de hielo en el pómulo derecho hinchado y dos días más con un molesto dolor en la mandíbula. Así terminó la última semana de septiembre Sebastián S. L. (16), después de ganarse un certero combo en todo lo que se llama hocico al término de la protesta sin escenario del jueves 29 de septiembre, en la entrada al parque O’Higgins. Un cornete inmortalizado en la foto de Víctor Ruíz que fue elegida entre las 45 imágenes más potentes del año según el sitio BuzzFeed.

“No alcancé a decirle nada, ni un garabato, como pa decir ‘bueno, igual le saqué la madre como pa que me pegara’, pero no, no le alcancé a decir nada”, dice Sebastián de la foto que le valió un centenar de notificaciones en su Facebook los días posteriores y que en su colegio del paradero 21 de La Florida lo elevó a figura mediática. Y aunque no le hace mucha gracia aparecer “desparramao’ y con la boca abierta”.

Por la imagen podemos deducir que fue un combo certero

Seco. Directo a mi mandíbula. Y de la nada.

¿Qué estaban haciendo en ese momento?

Veníamos con unos amigos marchando desde Plaza Italia y protestando, sin ni un drama, hasta que tuvimos que arrancar llegando al parque O’Higgins. Nos separamos con el grupo y después que nos estábamos yendo, volvimos a buscar a una amiga que estaba ahogada por las lacrimógenas. La llevamos hasta la pileta de la entrada al parque para que se mojaran y ahí estuvimos hasta que llegaron los pacos a echarnos.

¿Así, sin estar haciendo nada?

Nada. Estábamos en la pileta y todo bien hasta que empezaron a caer lacrimógenas a la entrada del parque. De ahí salieron los escudos, las tortugas ninjas y empezaron a echarnos a todos sin estar haciendo nada. En eso mi amigo, el que sale al lado de la foto, le dijo al carabinero: ¿Quién eres tú para echarnos a nosotros, si no estábamos haciendo nada? Y él me dijo: ‘¿Qué quién soy yo? Yo soy la ley’ y le pegó una patada en las canillas. Lo llegó a levantar de la patada.

Ahí tú saliste a defenderlo.

Sí, pero no alcancé a hacer nada. Se ve en la foto que tengo los brazos como preguntando. Yo le digo ‘¿Qué te pasa loco? ¿Qué es es..?’ y me pega un combo. Seco. No alcancé a decirle nada, ni un garabato, como pa decir ‘bueno, igual le saqué la madre como pa que me pegara’, pero no, no le alcancé a decir nada. Ahí quedó la cagá y mis amigos y yo le dijimos que teníamos el número de placa, su foto y ahí recién como que se echó para atrás de lo que había hecho y nos dijo que nos quedáramos ahí tranquilos.

¿No estaban haciéndoles algo que los hiciera enojar?

Nada. Nunca fue que estuviera tirando piedras ni nada por el estilo. Tampoco estaba encapuchado, sólo tenía ese polerón plomo con el que aparezco en la foto. Fue de arrebatao nomás, como de ‘yo mando aquí y hago lo que quiero’.

Hablemos del impacto. ¿Qué pasó cuando te pegó?

O sea, aparezco todo desparramao’ poh. Yo practico kickboxing y creo que por eso me salvé de que no me rompiera la mandíbula porque fue el manso combo. Además con así la media mano -mano y media de él-. Y algo duro tenía dentro del guante porque yo sentí que me pegó algo durísimo. No una manopla, pero una faja de metal o plástico duro. Algo que se recubriera las manos. Y me dolió caleta. Llegué a la casa con dolor y me puse hielo porque me quedó delicado. A los días se me pasó. Pero yo creo que si no practicara kickboxing ese combo me habría noqueado, seguro.

¿No hiciste denuncia?

Íbamos a hacerla, pero después pensamos esto mismo de… Mi mamá como que se compadeció del carabinero. Que podía tener familia detrás y lo miró como que pucha, lo podíamos cagar. Lo podrían echar por eso.

¿Y tú estuviste de acuerdo con eso? Igual te pegó por nada.

Pucha, yo, lamentablemente me coloqué en los zapatos de este gallo y lo acepté. Si hubiera estado en otra instancia, no sé si hubiera hecho lo mismo. Y vi que igual tenía más o menos razón lo que me dijo mi mamá y me compadecí y pensé que era mejor dejar el asunto hasta acá. Después me di cuenta que apareció en todas partes la foto.

Los pacos sádicos

¿Cuando te diste cuenta que la foto era un hit?

Como a los dos, tres días. Apareció en varios sitios de internet y de repente me empezaron a etiquetar y etiquetar en facebook como loco. Un día me metí al facebook y fuaaa, lleno de notificaciones. Yo dije ‘nooooo, me cagaron’, porque te creo aparecer en una foto más bacán como corriendo de los pacos, pero no: era una comiéndome flor de combo y más encima todo desarmado. Y preciso. El gallo yo creo que sacó ráfaga de la foto.

¿Fue la única marcha a la fuiste?

Noo.. fui a varias, pero la única en la que tuve un atao.

O sea que te tocó ese día. Mala suerte.

Si poh. Yo no iba a dejar la escoba, sino que a luchar por nuestros derechos y la educación gratuita. Siempre he pensado que los encapuchados, las piedras, le bajan el perfil a los estudiantes y yo siempre prefería irme. Aparecía el guanaco y chao. Más encima, me llegaba a agarrar un paco y detenido, con antecedentes ya de chico, mejor no. Yo soy piolita.

Ya me dijiste que no es ninguna gracia salir así, pero ¿qué te parece que la foto esté entre las mejores del año a nivel mundial?

Me pareció muy bien, más allá de que no me favorezca. Me pareció excelente la foto porque se ve lo que está pasando en Chile. Acá hay gente que muere por los carabineros, que los defiende a muerte, pero siempre llegan tarde cuando uno los llama, son violentos y siempre tenían una excusa pa defenderlos. Pero esa foto fue precisa y dio la vuelta al mundo.

¿Qué piensas de la imagen de ellos?

Son sádicos los desgraciados y los cubren demasiado, cosa que hagan y deshagan lo que ellos quieren. Pueden pegarle sin drama a una mujer en una marcha, pero no llegar temprano a un asalto o a un robo de una casa. Se pueden dignar a hacer otras estupideces y no dignarse a hacer lo que supuestamente ellos hacen, que es hacer valer la ley y cuidar a los ciudadanos. El que me pegó a mi era macizo, terrible grande, un mounstro. Yo cacho que lo debo haber visto más grande, pero era el tremendo weon. ¿Cómo no va a ser feo lo que me hizo? Eso los desgasta a todos, si nosotros en la segunda marcha fuimos a encararlos porque se quedan sin que nadie les diga nada.

¿Encararlos?

Si, pero sin tirar piedras ni nada. Nos quedamos ahí y estuvimos preparados para quedarnos lo que fuera necesario.

¿Vas a seguir marchando el próximo año?

Si siguen las marchas y tengo el permiso, voy a ir. Pero como te digo, como lo he hecho siempre, yo voy a protestas y cuando empiece a quedar la escoba, yo me voy.