Efectivos de la 18ª Comisaría de Carabineros Ñuñoa, quienes efectuaban en motocicletas una ronda preventiva, arrestaron por infracción a la Ley de Control de Drogas (20.000) a dos hijos del fiscal José Veizaga.

Los policías recorrían las calles cuando en las inmediaciones del Campus Oriente de la Universidad Católica, observaron a tres sujetos al interior de un auto que fumaban marihuana.

En el lugar hallaron 5 gramos en poder de los sujetos y 250 gramos de la droga en una caja. Posteriormente, en el domicilio de unos de ellos se hallaron otros 190 gramos más del alucinógeno.

Dos de los detenidos fueron identificados por Carabineros como Sebastián Valencia, de 25 años; Andrés y Eduardo Veizaga Ramírez, de 24 y 21 años.

Todos los antecedentes y arrestados quedaron a disposición de la Fiscalía Metropolitana Oriente y en la presente jornada deberán enfrentar la audiencia de control de detención por el delito de tráfico de drogas.