Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Cultura

4 de Julio de 2012

Gepe: “Calle 13 es como U2: son como muy grandes, dándole lecciones al mundo”

Todo comienza con la cajita de diapositivas que afuera dice Gepe. Con el amor a esa cajita de la que Daniel Riveros tomará el nombre que lo hará conocido. O quizás con la vocación de diseñador que terminará por convertirlo en músico. En diseñador-músico. O tal vez, Gepe -que lanza el disco “Gepe, Gepe, Gepe” […]

Por

Todo comienza con la cajita de diapositivas que afuera dice Gepe. Con el amor a esa cajita de la que Daniel Riveros tomará el nombre que lo hará conocido. O quizás con la vocación de diseñador que terminará por convertirlo en músico. En diseñador-músico. O tal vez, Gepe -que lanza el disco “Gepe, Gepe, Gepe” en septiembre y se va de gira a Estados Unidos hoy- se ha convertido en lo que es por todas esas cosas.

Y más.

-Yo estudié diseño y diseñar es editar partes hacia un fin. Independiente de las intenciones buenas o malas que tengai. Independiente que querai vender una taza a una marca o una canción. Dentro del pop los músicos son más diseñadores que músicos. No sé po: Michael Jackson con cueva sabía poner una mano en el piano e hizo las tremendas canciones. Es que el pop es otra cosa. El pop no es música. El pop es imágenes, el pop es un color, es algo que te recuerda algo.

-Es una estética, también.

-Es más estética que todo. Es como una intensidad comprimida en una cápsula de tres minutos.

-En una entrevista dijiste que estabas haciendo siempre el mismo disco en distintos momentos. ¿Qué onda este momento? ¿Cómo te influye en el disco?

-Yo creo que en general siempre he hecho las mismas canciones. Por eso me da la sensación de que he hecho el mismo disco pero tratando de ordenarlo de distinta manera: primero la canción que es como un resumen del disco, luego seguir con la que es single y terminar con la más mística. En general sigo esa lógica, cachai. Pero el disco de ahora -puta- es muy distinto a todo. Es como si hiciera un primer disco de nuevo que tiene rap, que tiene reggae y que es súper andino, lleno de bronces. Todo más feliz. Un poquito menos melancólico. Es como como si empezara de nuevo Gepe.

-¿Por qué partir de nuevo ahora?

-Yo creo que es un ciclo. No sé si muchos artistas sigan haciendo como diez discos parecidos, cachai. Vai pasando etapas y desarrollando ideas que se van agotando. Entonces tenís que ir y reemplazarlas por otras. No creo que haya ni una idea tan poderosa como pa que dure para siempre

-¿Y cómo llegaste a la felicidad?

-Me tocó estar contento ahora. no sé. El “Audivisión” me demoré tanto rato en hacerlo que me pasó de todo entremedio. En este no. Hice todas las canciones este año, el disco está casi grabado entero. Entonces justo me tocó que en estos cinco meses lo he pasado bien y he estado contento y así quedó no más. Pero creo la música andina o la música reggae -de la que tiene mucha influencia el disco- tiene mucha melancolía. Es como que la música andina tiene una tristeza, una letanía que siempre va a estar ahí. Entonces no creo que sea un disco bobo, no es vacío. No tengo nada en contra ese vacío, eso sí.

-Leí que tendría reguetón.

Le dije reggae al periodista pero como era LUN le pusieron reguetón.

-Jaja. Pucha.

-O sea igual tiene una canción que es como Calle 13.

-Ya, pero no es estilo Daddy Yankee.

-Es que esos gallos producen de una manera que no puedo producir. Como que hay un sonido muy plástico que a mi no me agrada mucho. Pero del reguetón tipo Don Omar, no Tego (Calderón)-

-¿Qué te gusta de reguetón?

-Me gusta eso pero me gusta caleta la bachata: Aventura, Juan Luis. Me gusta muchísimo Tego y un poquito Calle 13.

-A mi me cansó Calle 13.

-Sí. Calle 13 es como U2: son como muy grandes y están dándole lecciones al mundo.

-Decías hace un rato que te pasó de todo mientras hacías “Audiovisión”. ¿Qué es de todo?

-Desde cosas personales a empezar el arreglo de una canción de una manera y terminar en el otro extremo.

-¿Por qué tanto cambio o siempre es un poco así?

-Porque era mucho tiempo. Estai mucho tiempo en algo y te empezai a perder en cosas que no eran necesarias. A veces pasa que al final uno llega al principio. La idea primera es a la que uno le tiene más confianza, es más de verdad, cae por su propio peso. Y bueno, se demoró porque tenía que viajar mucho, cambié de productor, después apareció (Cristián) Heyne que tampoco tenía tiempo para hacerlo…

-No era la crisis creativa…

La crisis que he tenido hasta antes de este disco es que no sé que hacer. Pero es divertido. Le encuentro tan poco peso a las cosas que me parecen interesantes que cuando encuentro una veta interesante, la trato de desarrollar. Pero cuando estoy divagando en puros estilos que no cacho ahí me entra el pánico.

-No te cacho bien.

-Es que no sé si me gustaría hacer un disco como Pet Shop Boys, no sé si me gustaría hacer un disco como Don Omar, no sé si me gustaría hacer un disco más indie. Como que en el “Audivisión” me sentí asi. En el “Hungría” no cachaba nada pero en el “Audivisión” sentía que tenía que hacer algo que tuviera peso realmente. Tuve ese problema: puta ¿Debería hacer un disco así como tecno? ¿Como vintage? ¿Como para tocar en el Festival de Viña? Pero ahora no me importa. Realmente en este disco puedo escuchar las canciones, tocarlas en vivo -lo paso bien tocándolas- y no tengo ni un problema ni con el enfoque, ni con la letra, ni con la música, ni con nada.

-Igual sería chistoso verte en Viña.

-A mi me encantaría.

-¿En serio?

-Sí, obvio.

-¿Por qué?

-Siempre lo veo. Últimamente lo he visto todos los años. El año pasado fui a ver a Aventura al festival y me encantó. Nunca había ido a la Quinta Vergara al festival y fue muy lindo, muy bacán, muy emocionante. Aparte estaba luli. Jaja.

-Hay gente que critica tu espontaneidad, tu ingenuidad. Esa cosa media naive. Dicen que es una impostura. ¿Qué piensas?

-¿Qué es impostura?

-Como una parada. Como que te hacís el espontáneo.

-Yo creo que cada uno trabaja un personaje de alguna forma. Pero yo diría que los personajes, desde los más elaborados hasta los menos elaborados, nacen de la verdad. Yo creo que no sé si es muy mentira eso entonces no es tanta impostura, no es tan impostado. Es verdad, creo. Pero cada vez soy menos así en todo caso. Últimamente hago cantar, que hagan palmas, cosas así.

-¿Antes te daba plancha?

-Yo creo que antes era más indie. Y ser indie antes era más retraido. Ahora ya no.

-Es que hay mucho indismo ahora.

-Sí. Ahora el mainstream es indie.

-O sea en Chile, al menos.

-Sí, en realidad en Chile. En México los músicos se dividem en rock y pop. Pero no en sonido si no que en actitud. Pop es Paulina Rubio y rock es Julieta Venegas.

-¿En serio? ¿Rock Julieta Venegas?

Es que se relaciona con puros indie. O ya, para poner un ejemplo menos border: Carla Morrison. ¿La cachai? Ella es rock. Es como la división entre los mainstream y los no mainstream. Los que piensan los que no piensan. Si tu decis en México: “Me gusta mucho Don Omar o Britney Spears” como que no te entienden. En cambio en Chile es como de snob decir que te gusta Britney.

-Claro. Es bien visto que te gusten las Spice y todas las cosas de pop noventero.

-Claro.

-En algún lugar decías que esta es la generación que comparte: todos tocan con todos. Tocai con la Javiera Mena, con Pedro Piedra, etcétera. ¿Qué piensas en ese sentido de la generación anterior?

-Estuve súper desconectado de la generación anterior. Por lo menos de la parte más visible. Nunca fui a ningún concierto de Los Tres o Lucybell, ni estuve en los backstage de Electrodomésticos, ni viendo a la Pozze Latina. Yo creo en general antes eran todos antes más retraídos, súper buenos para la chela, poco planificados. No sé si egoístas pero como que guardabai lo tuyo para ti y no lo compartías. Aprensivos. Aprensivos es la palabra. En el fondo, vergüenza de mostrar lo que estabai haciendo. Inclusive la música era mucho más retraída: el indie noventero es más retraído, más introvertido, más para adentro. Ahora se dio vuelta. Ahora es cara de raja.

-¿Qué pasó?

-Sabís que no sé. Es un buen tema. Yo creo que, por un lado, hay sobredosis de información. En Youtube podís ver todo. Por ejemplo escuchar Locomía o Juan Luis Guerra en verdad me conecta con mi infancia. Entonces como que es irrefrenable sentirse atraído por ese tipo de música. Te va gustando eso y lo vai copiando. Escucho más música de la que hago. Al final, copio caleta.

Notas relacionadas