El senador RN explicó que se amurró por el mal manejo político del gobierno, esto luego que La Moneda decidiera invitar a la reunión a Joaquín Godoy, diputado que poco antes de la abrupta salida de timonel de RN de La Moneda lo había comparado con Guido Girardi y lo había sindicado como un extorsionador del gobierno.

Sobre el tela y el llamado de atención del Ejecutivo, hoy en radio Agriucltura, Larrarín se explicó: “no es ninguna falta de cortesía o ninguna gana de ofender, es simplemente lo que se llama choreo, se me subió la leche. Por lo demás lo que diga el señor ministro… ¿Chadwick se llama no? Yo le doy el beneficio de la duda porque viene saliendo de una operación y hay que dejar que se recupere”.

Y agregó: “esperemos que se me mejore el resfrío y ahí seguramente voy a razonar mejor”.

El senador Larraín criticó también a los asesores de Palacio y dijo que “en La Moneda tienen cientos de personas dando vueltas ganando muy buenos sueldos y no son capaces de organizar una conversación útil y conducente”.

Larraín le tiró más palos al gobierno y se dio tiempo hasta de pelar el funcionamiento interno de Palacio para ejemplificar los problemas de organización y planificación que hay en su interior: “fui a la recepción de doña Cristina Kirchner, hubo tres brindis y todavía no llegaba el vino a la mesa, brindamos con las copas vacías, son esas cositas”.