Secciones

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Mundo

13 de Julio de 2012

“¡No soy una indigente! Pero necesito ponerme tetas”

La crisis económica en Estados Unidos tiene a muchos indigentes pidiendo dinero en las calles. Pero ese no es el caso de Chrissy Lane, quién está tan desesperada por ponerse silicona en las tetas, que se se paro con un bikini en una carretera de Ohio sosteniendo un letrero que dice “¡No soy una indigente! […]

Por

La crisis económica en Estados Unidos tiene a muchos indigentes pidiendo dinero en las calles. Pero ese no es el caso de Chrissy Lane, quién está tan desesperada por ponerse silicona en las tetas, que se se paro con un bikini en una carretera de Ohio sosteniendo un letrero que dice “¡No soy una indigente! Pero necesito tetas”:

Chrissy Lane es una barwoman que estudia en una universidad de Ohio. En entrevista con el diario gringo News Now, Lane explicó que su trabajo le alcanza para pagar sus estudios, pero no para pagarse un enchulamiento en sus pechugas.

La mujer comento que “Veo a gente pedir limosna todos los días. Así que ¿Por qué no pedir dinero para tener más pechugas? Es algo original”. En una notable reflexión, Lane añade que “Nunca he visto a nadie hacer algo como esto. Todo el mundo que me conoce, sabe que soy una mujer alocada”.

Como mendigar en bikini puede resultar muy peligroso para una chica, Lane incluso tiene su propio guardaespaldas, Steve Bernabe (57). Steve se para al lado de Lane pare asegurar de que no le pase nada. Ella comenta que “Steve está ahí para cuidarme de la negatividad de algunas personas”. El guardaespaldas ve lo petición de Lane como algo muy razonable: “Ella está siendo honesta. No está mendigando, simplemente esta tratando de mejorar su cuerpo y tener más oportunidades en la vida”.

La motoquera Tyesha Hercegovac (27) tomó las foto de Lane pidiendo en la calle. Ella comentó: “Esto es algo ridículo, pero también igual es divertido. Ella quiere sus pechugas”. Por el momento, Lane piensa seguir mendigando hasta que junte 4.000 dólares, lo que equivale aproximadamente a 2 millones de pesos.

Notas relacionadas