El gerente general de la AFP Cuprum, Ignacio Álvarez, calificó como “impresentable” el aumento de capital que la empresa Enersis, que posee el 2,91% de la administradora de fondos, e indicó que hará lo posible para “evitar que se expropie a los trabajadores chilenos” y pidió a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS), que inicie una investigación.

Álvarez explicó que están en reuniones con sus asesores legales, y calificó la operación de parte de Endesa España como un “asalto” y un intento de “expropiación” a los accionistas chilenos, señaló en una crónica publicada hoy en El Mercurio.

Hayn que recordar que en los últimos días, las acciones del grupo Enerses cayeron en un 16,6% luego de conocerse este aumento de capital, que llegará, dijo Álvarez hasta la Superintendencia de Pensiones como también al Congreso. Lo anterior para que el “espíritu” de la ley que rige a los directores de empresas que aprueben esta opción, se respete.

Álvarez insistió en que la propuesta de Enersis parece “un bonito ejercicio teórico”, en relación al supuesto buen negocio con las pensiones de miles de chilenos afiliados a Cuprum y que no trepidarán en hacer todos los esfuerzos posibles para que la entrada de esos capitales no ocurra.