El superintendente de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF), Raphael Bergoeing, señaló hoy que la estafa por clonación de tarjetas en la región de La Araucanía afecta a 2.153 clientes y se convirtió en el “fraude más grande de la historia de Chile”.

Invitado a la Comisión de Hacienda del Senado, Bergoening dijo que es el fraude más grande que hemos tenido en nuestra historia, que afecta a usuarios de 11 bancos por un total defraudado de 540 millones de pesos.

El también invitado a esta sesión, el fiscal nacional Sabas Chahuán, señaló que “esta investigación es muy compleja y posee aristas en el extranjero. Lo primero que debemos determinar es a cuánto ascienden las víctimas de estos ilícitos y posteriormente, veremos la responsabilidad penal de quienes cometieron delitos”.

Hasta ahora se sabe que el 70% del dinero se sacó desde Chile, mientras el 30% restante en otros países como Panamá, República Dominicana y Colombia, según relata el portal Emol.