Vía The Sun.

Todos los días hay autos abandonados en las calles de las distintas ciudades del mundo. Pero pocas veces se puede encontrar un grupo de Jaguars, BMWs o Mercedes acumulando polvo tras el completo abandono de sus dueños. Eso es lo que está pasando en Dubai, ciudad en que millonarios en banca rota escapan del emirato dejando abandonados sus lujosos autos en el aeropuerto o en las calles.

Dentro de los autos abandonados que más llaman la atención, está un Ferrari Enzo de más de un millón de dólares que pertenecía a un empresario inglés.

Pero también hay docenas de Jaguars, BMWs y Mercedes abandonados. Un dato curioso, es que muchos de estos autos están con sus respectivas llaves de encendido puestas. A los millonarios arruinados por la crisis económica mundial que comenzó en 2009, no les importa lo que pase con los autos que dejaron en el Emirato.

La razón de estos millonarios abandonos, radica en que las leyes de Dubai son muy estrictas con quienes deben grandes cifras de dinero. A diferencia de otros países, en que los empresarios con deudas rara vez van a la cárcel, en Dubai, es muy difícil escapar a una pena de presidio. Por lo que cuando ven que sus empresas ya solo están generando perdidas, los empresarios quebrados escapan del país en forma apresurada, sin ni siquiera tener tiempo para vender sus bienes.


Más de tres mil autos de lujo fueron abandonados el año pasado. La mayoría de estos autos son rematados por la policía o desarmados por partes y revendidos en el mercado negro. Aunque es común encontrar modelos como el Nissan Skyline o el Audi A4, hasta la policía se sorprendió con el Ferrari Enzo. Sobre todo considerando que apenas 399 de estos Ferrari se han fabricado.

Uno de los empresarios que arrancaron le dijo a The Sun: “Dubai era una verdadera mina de oro hasta que el tren de la gravedad nos cayó encima. Mucha gente que hizo rápidamente una fortuna está comenzando a perderlo todo”.