El otrora hombre fuerte de La Moneda adelantó a la revista Qué Pasa algunos pasajes de su libro “Reflexiones de Interior”, en los que narra sus días junto a Piñera, su trabajo como Antonio Varas y sus valores donde una y otra vez repite como mantra libertad, libertad, libertad.

Acá algunos de los mejores pasajes:

El poder es como una manguera
“Ser ministro del Interior es como pararse frente a una manguera de acontecimientos que, despedidos a gran velocidad, golpean y acarician al mismo tiempo. El fragor es incesante, los desafíos son permanentes y la realización personal, entre reto y reto, se visualiza como una luz al final del trayecto, aun cuando cada tanto se advierten ráfagas y destellos que actúan como señales de la importante labor que se está ejerciendo. Es una posición que con su pesada carga robustece a quien la detenta, que sin duda constituye un enorme orgullo y privilegio ejercerla, particularmente cuando uno se siente acompañado de la plena confianza del presidente, a quien agradezco profundamente aquel gesto”.

No hay que avergonzarse de ser Hinzpeter
“Sobre la motivación de estas reflexiones. Se trata del infundado avergonzamiento que he observado en tantas personas que, sintiéndose identificadas o representadas por los valores o la visión de la centroderecha, simplemente no se atreven a expresarlo. Es un estigma que se ha urdido con inteligencia, tiempo y perseverancia desde distintos sectores, hasta hacer creer a muchos que la visión de la centroderecha tiene únicamente que ver con cómo debe conducirse la economía de un país (…) Claro, quién quiere salir en una foto con un sector de tales características. Es por eso que me parece tan relevante y justo a la vez desacreditar esa caricatura y dejar al descubierto su falsedad. Estoy convencido que en la centroderecha se encuentra alojada la visión, las ideas, las convicciones y la política más libertaria, justa y moderna que existe hoy en día en los distintos sectores del país”.

Salven a los niños de las marchas
“Definitivamente los relatos que más dolor me causaron fueron los que afectaban a niños. Niños con dificultades de aprendizaje que perdían todo su avance en una noche de terror, que volvían a tener una incontinencia urinaria que había sido superada, el reaparecer de un tartamudeo o el regreso del temor nocturno e insomnio. No exagero, relato testimonios verídicos. Me acompañaban, al momento de recibirlos, diversos parlamentarios de la Coalición por el Cambio y un diputado de la Concertación”. 

No hay que ser Vallejo. Con Internet, cualquiera convoca
“Antes, para lograr convocar 10 mil o 30 mil personas había que trabajar meses y aun así el resultado era de alta incertidumbre. Hoy con un clic se llega a cientos de miles, que a su turno con otro clic llegan a otros cientos de miles. Por noble que sea el propósito de la convocatoria, este sistema de invitación masiva, no selectiva, hace que en la práctica nadie tenga el control de ella, lo que en el fondo equivale a que se viva un riesgo permanente de descontrol”. 

Si los ricos se hacen ricos, algo salpica

 “La centroderecha apoya su concepto de desarrollo en el crecimiento económico y la creación de empleos por parte de los países. Sin crecimiento y sin trabajo, hay estancamiento, y en él sólo se acrecienta, profundiza, solidifica la pobreza, la desigualdad, la infelicidad y la injusticia. Claro, también ha quedado en evidencia que la velocidad con que el crecimiento económico distribuye el bienestar es insuficiente. Dicho en otros términos, el incremento de la riqueza que apareja el crecimiento económico no se difunde ni rápida ni proporcionadamente, al menos en el corto o mediano plazo, quedando una mayoría o parte significativa de la ciudadanía en una angustiante espera. Para ello, deben desplegarse políticas públicas de ayuda o provisiones de bienestar e intervención social que, sin crear incentivos o dependencias inadecuadas, deben acelerar y hacer más equilibrada la distribución de ingresos”.

I Love Adam Smith

“La pregunta correcta, rigurosa, cruda, que uno debe formularse es  ¿bajo qué sistema la humanidad ha logrado sacar a un mayor número de personas de tales condiciones? La respuesta está escrita con tinta indeleble en la historia contemporánea. Por lejos ha sido el sistema de mercado el que mayor bienestar ha producido y el que ha permitido que un mayor número de seres humanos dejen la miseria para pasar a vivir, no en el paraíso, pero si con dignidad y libertad. Recuerdo las palabras de Tony Blair reflexionando sobre Estados Unidos y las críticas que muchos intelectuales de izquierda le hacen a ese país. Blair dijo algo así como que hay una forma, bastante prosaica, para evaluar la posición de un país: ¿La gente está tratando de escapar de él o quiere entrar a él?”. 

El que le pega al poder Judicial es populista… oh wait..

“El gobernante populista no comprende ni acepta que, siendo gobernante, no pueda realizar a su amaño lo que quiera y avanzar contra lo que apetezca, o desarmar lo que no desee. Se siente incomodísimo y perplejo con la Constitución estable y la obligación que ella le impone de respetar ciertas garantías, derechos y principios que normalmente no le son funcionales o que le resultan un verdadero incordio al objeto de cumplir con sus propósitos. Habitualmente, en los gobiernos de corte populista, la incomodidad empieza con la prensa, la que se considera demasiado crítica y que se acusa de responder a intereses extranjeros o económicos; sigue con el Poder Judicial, promoviendo cambios en la composición de sus tribunales, que permitan conformar cuadros jurisdiccionales disciplinados y afines a sus objetivos antes que al imperativo ético de impartir justicia; y continúa con la oposición, que inconcebiblemente -a su parecer- lo critica en demasía”.