Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

19 de Octubre de 2012

Principal imputado por sobreprecios intentó borrar el disco duro de su computadora

Esta mañana el perseguidor Centro Norte, Jaime Retamal llegó hasta la casa del dueño de Tecnodata, la empresa que cobraba 400% más por detectores de droga. Lo pilló en pijamas y le incautó los computadores de sus hijos, donde habría escondido información de las licitaciones irregulares. Sin embargo, faltaba otro aparato. Retamal logró establecer en sólo minutos que se encontraba en una tienda de la comuna de Las Condes. Consiguió rápidamente una orden judicial y logró evitar que los datos que pueden ser claves en la indagatoria se perdieran para siempre.

Por



El principal imputado en las anomalías de los sobreprecios, el dueño de Tecnodata, Alfredo Giacomán, intentó borrar la información que contenía su computadora Mac. Sin embargo, el fiscal Jaime Retamal, en una diligencia efectuada hoy, evitó que fuera formateado en una tienda de Las Condes, empresa que nada tiene que ver en la indagatoria.

La pesquisa se inició en la mañana cuando Retamal junto a la policía llegó hasta el domicilio de Giacomán. Fuentes que conocieron el procedimiento, indicaron a The Clinic Online que el perseguidor lo pilló “en pijamas”. Giacomán estaba sorprendido, pero con orden judicial en mano le incautó las computadoras de sus hijos, donde habría escondido más información relativa a las licitaciones de equipos para detectar droga, por lo que Interior pagaría 400 % de sobreprecio.

El caso que lleva el fiscal Retamal comenzó hace un par de semanas cuando Ciper Chile publicó un reportaje dando cuenta de la situación, cuestión que derivó en una serie de renuncias por las anomalías en estos concursos. El primero en caer fue el ex fiscal y jefe de la División de Seguridad (DS) de Interior, Alejandro Peña.

Junto al anterior cayó también el jefe de la licitación Felipe Baeza y posteriormente el ex analista de la ANI y funcionario de la Unidad de Crimen Organizado de la DS, Carlos Ávarez. Este último debió dejar su cargo, debido a que mantuvo comunicación con Giacomán vía e-mail. Antes de su salida en una entrevista a El Mercurio, reconoció el vínculo de amistad con Giacomán, pero descartó haber entregado información referida a la licitación.

Con esta diligencia de Retamal comienza una nueva etapa en la investigación, ya que con la información que exista en los discos duros de las computadoras, se puede abrir una verdadera caja de pandora, por los vínculos de Giacomán con distintas entidades de gobierno y las policías.

Hay que recordar que en esta indagatoria la Fiscalía Centro Norte investiga los delitos de cohecho, fraude al fisco y revelación de secreto. Esta semana, declaró en calidad de testigo el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, quien aportó nuevos antecedentes.

Notas relacionadas