Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Poder

9 de Noviembre de 2012

La nube negra de Allamand en la interna de RN

Sin una facción de la juventud del propio partido y con la incipiente fuga de militantes de Renovación Nacional en apoyo a Golborne, al ex ministro de Defensa comienza a enfrentar los primeros problemas de la campaña al interior de su misma tienda, donde además de reprochar su silencio durante la campaña municipal, sacaron al baile un trapito sucio de hace dos presidenciales: cuando públicamente apoyó a Joaquín Lavín en desmedro del entonces candidato de RN, Sebastián Piñera.

Por

“¿Por qué Golborne en vez de Allamand? Partiendo por su calidad humana”, dice Rubén Malvoa, ex alcalde de Conchalí y marido de Karla Rubilar, la diputada que ayer dijo estar dispuesta a renunciar a su militancia de ser necesario, revelando que además de la ventaja en las encuestas que le lleva el ex ministro de Obras Públicas al presidenciable de RN, Allamand tiene cabos sueltos en su propio partido.

La fuga partió este miércoles con el apoyo “espontáneo” que le dio una facción de la juventud de Renovación Nacional a Laurence Golborne en su lanzamiento de candidatura, en el Parque Forestal. Fue la primera declaración pública de militantes del partido del ex ministro de Defensa en favor de su competencia.

La escena gatilló una ola de reacciones, que terminó ayer con la diputada RN declarándose “preparada, si es necesario, de renunciar para tener que apoyar a Golborne”, desnudando la fría relación que tiene el ex Patrulla Juvenil con algunos militantes de la tienda de Antonio Varas y una escena que se arrastra desde la primera candidatura a la presidencia de Sebastián Piñera.

Trapitos del 2005

Como en la política las deudas no acaban, los trapos sucios de RN parecen haber florecido esta semana junto con el lanzamiento de la carrera presidencial.

“Yo invito, tanto a la presidenta de la juventud como al secretario general, que recuerden el 2005, cuando Andrés Allamand dio su apoyo a Lavín contra Piñera. (…) Yo creo que el secretario general del partido debe haber estado en el partido en ese tiempo y deben saber la historia del partido donde Andrés Allamand trabajó por el candidato del partido distinto. Aquí no es que trabajó por un Independiente-Alianza, él trabajó por un candidato de la UDI contra un candidato RN. Basta con hacer un poco de historia para entender”, dice Malvoa.

A eso, dice el declarado disidente de la actual dirigencia de RN, le suma la actitud que tuvo en las recién pasadas municipales, donde Golborne recorrió 33 comunas haciendo campaña por igual en comunas de la UDI y RN, mientras el proclamado del partido de Carlos Larraín prefirió abstenerse.

“Golborne ha tenido una actitud deferente con nosotros, por ejemplo, en las municipales, más allá de que le digan que haya perdido. Él entendió que debía mojarse el poto en las municipales y jugarse por los candidatos a alcaldes porque son importantes. No tomar tribuna e ir a jactarse del “yo no participé, ustedes son los que perdieron y por eso estoy contento”.

El ex alcalde de Conchalí, que recibió a Golborne para hacer campaña puerta a puerta durante su malograda candidatura a la reelección, dice que tanto él como su mujer entraron al partido motivados por Allamand, “pero en el andamiaje claramente creemos que no es la mejor opción de la Alianza”.

“La Alianza ya no está para caudillos, patrones de fundo o figuras impuestas. Eso se acabó. Hoy día es el momento para la gente de esfuerzo, la gente que tiene posibilidades que se ha creado por sí misma”, dice sobre su preferencia.

Con todo, la pelea ya reveló que se están afilando cuchillos en el partido del presidente mientras en la UDI dieron un espaldarazo en bloque a la opción del ex Cencosud.

La UDI toma palco

La tesis de Malvoa, Rubilar y otros de Renovación Nacional que no han querido explicitar su apoyo a Golborne para no perder apoyo a sus candidaturas parlamentarias para el próximo año, es vista en butacas y con cabritas desde la tienda de Jaime Guzmán. “Los años en política acumulan deudas y Allamand tiene varias”, comenta un viejo militante de la UDI.

En el partido que apoyó al ex gerente general de Cencosud han tomado nota de lo que pasa internamente en RN. De hecho, afirman que Allamand (le recuerdan sus tiempos de Samurai de Lavín) no puede dejar de tener en cuenta el apoyo cerrado del partido de Jaime Guzmán de sus 39 diputados y de la comisión política. “Los principales parlamentarios nuestros están con él. Allamand no puede decir lo mismo de los 18 de RN”, dicen desde calle Suecia.

Entonces, el mayor temor serían las primarias. Larraín ya lo advirtió al decir que estaba dispuesto a irse si las se transformaban en un hecho político violento cruzado por descalificaciones y ataques entre ellos. “En la UDI tenemos dudas si Allamand llegará a una primaria”, comenta un analista.

La situación se ha puesto cada vez más negra en los inicios de su campaña. De hecho, el mismo Larraín propuso hace dos días armar un comité de “personas de bien” durante la primaria de la Alianza para impidir conflictos y confrontaciones entre ambos partidos, previendo lo que vendría en los próximos días.

Por otro lado, el RN Alberto Espina también entregó señales y dijo en La Segunda que hoy día ambos candidatos tenían buenas opciones, frase que finalmente se puede interpretar como: no estoy con Allamand.

Y como piensan en la UDI, los años en política cuentan no sólo para hablar de la experiencia de los candidatos: también para ver cuántas cuentas tienen que pagar. Dentro de ellas, el actual ministro de Defensa, Rodrigo Hinzpeter, tiene varias. Algunas antiguas y otras más recientes como cuando Allamand desde su tribuna de senador insistía en que el equipo político de Piñera no tenía peso ni oficio, apuntando directamente al ex ministro del Interior.

“Golborne tiene menos historia, cierto, pero está más livianito. No tiene cuentas pendientes”, comentan en la UDI, desde donde resaltan que además del apoyo cerrado de los parlamentarios de la UDI, el ex Cencosud tiene a pesos pesados detrás, liderados por Jovino Novoa, los hermanos Gabriel y Carlos Villarroel, parte de los archivos de la UDI y Juan Antonio Guzmán, entre otros.

Notas relacionadas