Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Poder

29 de noviembre de 2012

La mochila ideológica que Golborne comprometió a la UDI para ser su abanderado presidencial

Aunque el ex ministro de Minería ha recalcado hasta el cansancio su carácter independiente y su libertad de acción, la sintonía del candidato con la colectividad fundada por Jaime Guzmán se trabajó durante meses y se zanjó en diversas reuniones con las altas esferas del partido. Aún con su posición agnóstica y su leve inclinación hacia políticas más liberales frente al aborto y el AVP, en la UDI aseguran que el ex Cencosud los representa fielmente y hoy día no hay asuntos en los que piense distinto que la colectividad.

Por

“No se confundan, he sido claro: creo en la vida y en mi período no voy a propiciar ninguna ley de aborto de ninguna naturaleza”. La declaración de Golborne le alegró el día al grupo de profesionales UDI que lo oían ese lunes en el edificio del Ex Congreso. Apenas 24 horas antes había dicho que frente a un embarazo inviable, “los padres algo tenían que decir”, durante una entrevista en Tolerancia Cero.

La postura de interrumpir un embarazo con un feto inviable había hecho saltar de sus cómodos sillones a varios militantes UDI, sobre todo a los más conservadores. Sin embargo, antes que la polémica creciera como bola de nieve, reculó y se cuadró con el partido: en un supuesto gobierno no habría espacio ni siquiera para abrir ese debate.

Así se calmaron los ánimos en el ala más conservadora de la tienda de Suecia después de la aparición de Golborne en el programa de Chilevisión, la que según algunos militantes UDI no dejó contento ni a él mismo. De hecho, fue el mismo candidato el que reparó que no había sido una buena presentación y debía enmendar el rumbo.

Sin embargo, la corrección elevó las dudas sobre la verdadera independencia del ex ministro de Minería, Energía y Obras Públicas, quien en reiteradas ocasiones ha recalcado su carácter de apartidista, pero que al mismo tiempo le da plena confianza a la UDI de remar en la misma dirección de llegar a La Moneda.

No más liberal que Piñera

Como si se tratara de un acuerdo, los militantes refuerzan que un supuesto gobierno del ministro que rescató a los 33 mineros de Atacama no será más liberal que el de Sebastián Piñera. Así habría sido acordado, bajo palabra, en las diversas reuniones que sostuvo el ex gerente de Cencosud con las altas esferas de la UDI.

“No necesitamos un acuerdo firmado porque sabemos bien qué es lo que piensa en temas valóricos y otros importantes al partido”, dice uno de los militantes cercanos al candidato. Otro que lo reafirmó fue Felipe Ward, uno de los que representa el sector más duro del partido, cuando hace unas semanas le dijo a El Austral de Temuco que ya no era necesario un estatuto de garantía como se había pensado porque al hablar con él confirmaron que era “alguien que piensa como nosotros”.

El mismo Golborne lo dijo en pantalla. “La UDI no me ha planteado ninguna condición para darme y brindarme su apoyo a nuestra candidatura. Yo tengo absoluta libertad de creer y pensar lo que yo estime conveniente. Ellos saben mi posición, lo hemos conversado, y ellos respetan mi posición”, dijo el candidato hace casi dos semanas frente al panel de Tolerancia Cero.

Con todo, los temas como el Acuerdo de Vida en Pareja (AVP), el aborto, la posibilidad de una Asamblea Constituyente o cambios al sistema binominal, ya fueron zanjados con el candidato, en una especie de “agenda”, hoja de ruta o “relato”, como lo llaman al interior del partido fundado por Jaime Guzmán. Algo que está acordado y que más allá de la mini crisis que provocó la declaración sobre el aborto y el AVP, no llevaría a un quiebre entre ambas partes.

Aunque desde su comando dicen que no hay temas vetados y que la polémica del AVP, que se subió a la agenda noticiosa estas últimas dos semanas, es algo que también le genera problemas a Andrés Allamand y a RN, sobre todo al presidente del partido Carlos Larraín.

Otros puntos, como la mirada de la economía de mercado y del rol del Estado no es preocupación, aunque la semana pasada también hubo quejas internas después que el candidato hablara sobre el sueldo mínimo, un tema por el que la UDI defendió férreamente su postura de no subir a 200 mil este año.

En una entrevista con radio ADN, Golborne señaló que en un futuro gobierno de él “debería subir en torno a lo que sube el Producto Interno Bruto (PIB)”. “Si hoy pudiese definir un sueldo mínimo, ciertamente creo que tenemos que alcanzar los $250 mil en dos años”, dijo ese día en el estudio de la radio.

De todos modos, el tema no tuvo mayores repercusiones, en parte porque dentro de RN tampoco hay una visión mayoritaria frente al tema y Allamand no ha ocupado ese punto para diferenciarse en lo que va de primarias, aún.

Ideas versus ferias

Con todo, en la UDI y en el recién estrenado comando de Golborne, hablan de no hacerle el quite al debate de ideas, si bien el trabajo en terreno es el principal motor de la campaña para que el ex Cencosud se imponga sobre el candidato RN en las primarias de junio.

“El puro libro no es suficiente. Sirve, pero no va a hacer que alguien vaya a votar por uno o por otro”, dice uno de sus militantes, aclarando que el partido está convencido que el capital de Golborne está en la calle y no en el debate “mercurial” de los medios al que lo quiere llevar Allamand.

Hoy, por ejemplo, estará en una cena con más de 600 personas en San Bernardo, actividad que será un pre lanzamiento de la campaña de Jaime Bellolio como candidato a ese distrito y que pondrá al candidato en el espacio donde se le ve más cómodo.

El punto es que la “mochila ideológica” de la UDI no sea la punta de lanza de la campaña, para ser capaces de convocar a más gente en una primaria por la que están obligados a hacer abiertas sin Golborne inscrito en el partido y para no terminar acuchillándose durante este período.

“Guardando las proporciones, en EE.UU. Romney tuvo que ir a buscar algunos votos de una derecha más extrema y eso después se lo sacaron en cara en la elección general y le hizo perder ciertos votos. Y no queremos que pase eso, claramente”, dicen en el partido.

Notas relacionadas