Después de que se conociera que el ministro de Justicia contrató a Luis Eugenio Díaz para hacer dos asesorías a la Escuela de Gendarmería en el momento en que el instituto Incacea de su familia se encontraba tramitando su acreditación ante la CNA, presidida entonces por Díaz, el director de Gendarmería le lanzó un salvavidas de plomo al ministro, asegurando que fue él quien le pasó el currículo de Diaz.

Durante una conferencia de prensa, Luis Masferrer dijo que: “El ministro Teodoro Ribera me presentó el currículum de Eugenio Díaz”.

Aunque dijo que no hubo pagos por cosas que no se hicieron y que Díaz cumplió con las asesorías, aseguró que fue el ministro quien le sugirió a Díaz.

“El ministro me presentó el currículum y me dijo ‘qué te parece’. A mí me pareció que era la mejor persona que teníamos en ese momento, particularmente por su vinculación con el Instituto Nacional de Derechos Humanos”, dijo Masferrer.

Curiosa declaración, porque según Ribera fue su subsecretaria, Patricia Pérez, quien le sugirió los servicios de Díaz y en una entrevista del fin de semana con el Diario de Agustín el ex rector de la Universidad Autónoma aseguró no conocer al hoy procesado expresidente del CNA: “Él es más viejo que yo, es un hombre de izquierda. Son otros mundos culturales”.

Sin embargo, la carpeta investigativa que se sigue contra Díaz por la presunta venta de acreditaciones contiene cinco correos electrónicos intercambiados entre él y Ribera donde el primero le pide al ministro que ayude con un cupo y una beca a un sobrino suyo que quiere estudiar kinesiología en su universidad.

Aunque el ministro dijo que no le hizo el favor, el sobrino de Díaz sí se encuentra estudiando en la Universidad Autónoma.