Con la detención de cuatro de los ocho ex oficiales del Ejército procesados por el asesinato del cantautor Víctor Jara -dos de ellos se entregaron voluntariamente durante la mañana de ayer- y la petición formal de extradición del teniente (r) Pedro Barrientos Nuñez a Estados Unidos, el caso del crimen del popular cantautor chileno entró en tierra derecha, aunque aún está muy lejos de terminarse.

Así lo explica el abogado de Derechos Humanos Nelson Caucoto, quien reconoce el procesamiento en esta causa pero aclara que aún queda un largo camino para extraditar a Barrientos, sindicado por algunos testigos como el mítico “Príncipe” del Estadio Chile.

Hoy, con cuatro de los inculpados en el penal Cordillera y la tramitación en curso para que Barrientos se presente al tribunal, el jurista vislumbra una larga batalla judicial en Estados Unidos para que el militar retirado se presente en tribunales chilenos, aunque reconoce como un símbolo el caso de Jara para que se sigan abriendo e investigando otros crímenes de la dictadura.

¿Qué señal ve en la petición de extradición de Pedro Barrientos?
– Es positivo, pero la extradición es un trámite donde el protagonista va a ser más Estados Unidos que Chile. En Chile el ministro la va a pedir y eso va a estar autorizado por la Corte Suprema, de eso no cabe ninguna duda. El problema está en Estados Unidos porque este es un trámite judicial gubernamental. La extradición de Pedro Barrientos se va a poner lenta, va a poner abogados. Se va a dilatar un poco todo lo que es la discusión judicial.

Pero son buenas noticias, no debería haber problemas
-Sí, claro. En ese caso tenemos antecedentes de un gobierno que es más bien propenso a los DD.HH., que puede manifestar intención de que se otorgue la extradición, lo que para nosotros sería un gran aporte. Y por el otro lado el principio de reciprocidad que existe. Si el día de mañana Estados Unidos llegara a negar esa extradición, que ojalá no pida ninguna otra porque Chile se va a negar en el futuro. Así operan los Estados en esta materia. Tanto das, tanto te entrego. Entonces, yo lo miro de una manera optimista.

¿Qué pasará cuando se presente? ¿Su testimonio es clave para la causa?
-Él ya testificó a través de un exhorto. Ahora vendría a ser notificado del auto de procesamiento. No olvidemos que él es uno de los autores materiales según indicó el ministro en su declaración. Es importante, porque él está en calidad de autor. Él es la figura central en este minuto, según lo dictaminado.

Usted mencionó que altas autoridades de la época, incluidas las del Ministerio de Defensa, sabían del hecho.
-Claro. El problema es que no se pueden incluir porque eso alude directamente al almirante Carvajal, que está muerto; el general Herman Brady, que también está muerto. Más abajo está Arellano Stark, que está declarado demente. O sea, se está actuando con las personas que están hoy día y que son imputables en este minuto. Si no, estarían muchas más personas involucradas del alto rango militar.

¿Eso incluye a Pinochet? ¿Usted cree que sabía de este caso en particular?
-A mi no me cabe duda que Pinochet sabía todas estas cosas. Como él mismo decía que no se movía una hoja sin que él lo supiera, a mi no me cabe ninguna duda que la suerte de Víctor Jara en algún momento pasó por el consentimiento de Pinochet.

¿Qué es lo que sigue ahora en la causa? Con la resolución da la impresión que está todo listo.
-Se van a discutir los auto de procedimientos en la causa en las cortes, de los procesados en la medida que vayan siendo detenidos van a apelar en las cortes de apelaciones, con los alegatos para ver si están bien o mal dictados. Esa es la lucha inmediata. Ahora, yo creo que acá hasta ahora nada es resolutivo. Acá hay un avance que importa, que hay que valorar, que es significativo, pero si la Corte (Suprema) baja los procesamientos, nos quedamos con nada. Aquí no hay que cantar victoria antes de tiempo, (hay que) esperar los nuevos alegatos de la causa y yo tengo la esperanza de que en Apelaciones y la Corte Suprema se ratifique lo que dijo el ministro, porque tampoco él va a estar firmando resoluciones arbitrarias y absolutamente fuera de contexto. Este es un paso y faltan muchos más.

¿Los culpables del asesinato de Víctor Jara son los mismo del crimen contra Litre Quiroga Carvajal?
-En efecto, los responsables de la muerte de Litre son los mismos responsables que los de la muerte de Víctor Jara y muchos extranjeros que fueron torturados ahí en el Estadio Chile. En esto, lo de Víctor es como la punta de lanza para abrir espacio a muchas investigaciones, la de Litre está avanzado, pero faltan la de muchos extranjeros que también desaparecieron en esas circunstancias. Lo de Víctor abre esperanza para tener resultados exitosos en los otros casos.