Mediante un comunicado público, la familia Catrileo Quezada se refirió a los últimos hechos en Vilcún (el incendio en el fundo Santa Isabel, el fallecimiento del matrimonio Luchsinger, el disparo al machi Córdoba que se encuentra herido en el hospital de Temuco y la detención de la machi Linconao en Padre las Casas).

La familia del joven asesinado por un tiro por la espalda por un carabinero -hoy aún en ejercicio- rechazó la aplicación de la Ley Antiterrorista y llamó a solidarizar con las reinvindicaciones del pueblo mapuche, a su juicio injustamente criminalizadas debido a estos últimos actos.

Acá el comunicado completo:

1. Nos parece irresponsable y racista que, sin contar con todos los antecedentes de cómo ocurrieron los hechos se califiquen a priori como forma de reivindicación mapuche. Ya han habido muchos casos que se han calificados de terroristas y después de meses y años de investigación, de prisión preventiva para muchos mapuche en la mayoría de los juicios, estos han sido sobreseído, no pudiendo probar participación en los hechos investigados. Con estas suposiciones se intenta criminalizar la lucha por la recuperación territorial Mapuche y así justificar la persecución y represión a las Comunidades que están en procesos de recuperación Territorial.

2. El dolor de perder un ser querido siempre es profundo, esa ha sido una situación histórica que le ha tocado vivir al pueblo mapuche. La vida de toda persona es venerable, la Justicia necesaria, lamentablemente cuando la justicia está al servicio del poder se convierte siempre en injusticia.

3. Rechazamos aplicación de la ley antiterrorista a las causas Mapuche, por ser un mecanismo para perseguir, torturar y justificar el abuso del estado hacia el pueblo mapuche. Así continuarán los fiscales inventando pruebas, pagaran testigos sin rostro y todos aquellos a que se quiera culpar serán culpables. Los últimos 130 años de resistencia mapuche al Estado chileno, no la terminara un gobierno que pretenda solucionar las demandas mapuche con represión e impunidad.

4. Llamamos a todo el pueblo mapuche, a la sociedad chilena e internacional, a solidarizar activamente con las legítimas reivindicaciones del pueblo mapuche, y a exigir al Estado de Chile el fin de la violencia e impunidad en el wallmapu.

5. Los máximos responsables de los hechos de violencia que azotan el territorio mapuche, son las políticas de estado aplicada por el gobierno actual y sus predecesores.

6. Como familiares directos de Matías Catrileo -asesinado en el exfundo Sta. Margarita perteneciente en 2008 a Jorge Luchsinger– continuaremos exigiendo que TODOS los responsables de su asesinato tengan la sanción que les corresponde por su participación en los hechos.

¡KOM LOF MAPUCHE WEUWAIÑ!