El candidato presidencial de la UDI dice estar feliz por su videito de “Es posible” a pesar de que las críticas hayan sido demoledoras y haya generado molestias incluso entre sus ex vecinos de Maipú.

Según Laurence -o Lorence- Golborne, su biografía ha sido todo un éxito porque cuenta con un millón de visitas en la red y ha generado “cercanía con una campaña que está recién partiendo”, dijo en una entrevista con el diario de Agustín.

Según el ex gerente de Cencosud, su lema “es posible” ha sido entendido en tres dimensiones: Es posible saltar obstáculos y alcanzar sueños, es posible “que nuestro próximo gobierno se haga cargo de los temas que aún están pendientes”, y es posible que la centroderecha gane de nuevo a la Concertaciñon y al PC.

Precisamente, sobre este último punto fue que el ex ministro de los mineros insistió a lo largo de toda la entrevista, tratando de ponerse el traje de político que tanto le falta según Andrés Allamand.

Así, en la conversación habló una y otra vez de la derecha como centroderecha y aseguró en un par de ocasiones que “Las diferencias que puedan tener RN, la UDI y los independientes de centroderecha son mucho menores que las que tiene una Democracia Cristiana unida al Partido Comunista”.

Además, el candidato empleó la misma muletilla que usó Piñera hace tres años y definió a la próxima elección presidencial como la “más importante en 20 años, como nunca antes se confrontarán dos visiones distintas de la sociedad”.

Según él, en esta se verá a una Concertación que gobernó con principios de la derecha y que ahora “planteará un giro hacia la izquierda con el Partido Comunista”.

Además, el hijo del ferretero parafraseó a la ex presidenta Bachelet y aseguró que no da lo mismo quien gobierne: la Concertación con el PC o la “centroderecha que ha mostrado capacidad para dirigir al país”.