Una denuncia por presunta integración vertical por parte de Isapre Banmédica S.A. interpuso el Colegio Médico Regional de Valparaíso, ante la Intendencia de Fondos y Seguros Previsionales de Salud.

Así lo dio a conocer el presidente regional del Colegio Médico, Dr. Juan Eurolo, quien señaló que esta denuncia “pretende que se investigue, tanto a través de la Superintendencia de Salud como de la Fiscalía Nacional Económica, la integración vertical entre isapres y clínicas, es decir, que las entidades que pagan la salud de una parte de la población a su vez se han transformado también en prestadores”.

De acuerdo a los antecedentes presentados por representantes del Colegio Médico Regional, Isapre Banmédica forma parte del grupo empresarial Banmédica S.A., propietaria de Isapre Vida Tres, Clínica Santa María, Clínica Dávila, Clínica Vespucio, Clínica Biobío y Clínica Ciudad del Mar, así como de centros multiprestadores orientados a lo ambulatorio o redes de prestadores, tales como Vida Integra.

Además, en la industria de la salud también cuenta con un servicio de rescate domiciliario, Help, y un servicio de home care u hospitalización domiciliaria, a través de la sociedad Home Medical S.A., señalan los denunciantes

A la luz de esta documentación –disponible para el público en el mismo sitio web del grupo: www.empresasbanmedica.cl– el Colegio Médico Regional estima que Banmédica estaría infringiendo el artículo 173 del Decreto con Fuerza de Ley Nº1 del Ministerio de Salud, al financiar y otorgar directamente prestaciones de salud, dado que esta normativa establece que “las instituciones tendrán por objeto exclusivo el financiamiento de las prestaciones y beneficios de salud, así como las actividades que les sean afines o complementarias de ese fin, las que en ningún caso podrán implicar la ejecución de dichas prestaciones y beneficios ni participar en la administración de prestadores”.

“Las isapres son elementos pagadores o aseguradores de salud y por el decreto mencionado no pueden ser prestadores, pero en este momento son dueños de clínicas, centros médicos, de atención domiciliaria, y eso atenta contra la libre elección de la medicina y la libre competencia”, señala el consejero general por Valparaíso del Colegio Médico, Hugo Reyes.

En ese sentido, el presidente regional del Colegio Médico explica que esta relación entre clínicas e isapres “compromete la libertad de los pacientes para verse donde ellos quieran; compromete la libre elección, es decir, que cada paciente elija el médico con que se quiera atender, y también la garantía de calidad de la atención, porque cuando se hacen primar intereses de índole financiero se produce una selección natural a elegir lo más barato y en ese sentido clínicas e isapres van a pretender que sus afiliados sean vistos por médicos con menos preparación y por tanto el riesgo para la población de que haya errores médicos es mayor”.

Finalmente, cabe señalar que la acción interpuesta contra la isapre cuenta con el pleno respaldo de la Mesa Directiva Nacional del Colegio Médico y del Consejo General de la Orden.