Santiago está acostumbrada a ser la niña bonita en las municipales, pero nunca había sido tan codiciada en una elección parlamentaria. La masa electoral no se asemeja al de otros distritos capitalinos como La Florida o Puente Alto y, por lo mismo, no constituye un buen piso para una senatorial. Sin embargo, en estas elecciones, todos codician Santiago. El líder estudiantil, Giorgio Jackson, porque fue la ciudad emblema del movimiento reformista que lideró; Patricio Melero porque es una opción decorosa tras haber tenido que renunciar -por más pragmatismo que convicción- a una senaturía por Santiago Poniente; Felipe Kast porque le es cómodo para continuar con su trabajo en Evópoli; Laura Albornoz, la ex ministra de Bachelet, y Víctor Barrueto, del PPD, también están decidida a sumarse a esta fiebre.

De a poco, se ha ido despejando el mapa en la derecha y en la oposición sobre quién es quién en los próximos comicios.

Ayer fue un día de decisiones en RN. El comité electoral se reunió para zanjar lo que por los medios aparecía como una disputa creciente entre el ex ministro Kast con la tienda de Antonio Varas respecto de si existía o no un acuerdo ya tomado sobre le distrito de Santiago.

En la previa de la cita, el secretario general del partido, Mario Desbordes, había advertido que no había un cupo asegurado por Santiago para el ex titular de Planificación. La lógica de la directiva apuntaba a no abrir un conflicto con el presidente de la UDI ya que Melero, tras su renuncia a competir por la senaturía de Santiago Poniente con Pablo Zalaquett anunció su intención de postular por Santiago.

Al final, primó la lógica de intentar retener un cupo que le pertenecía a RN a través del diputado Alberto Cardemil -quien competirá para ser senador en la Sexta Región- y se aprobó la candidatura de Kast…y además sin primarias.

Ello porque, aclaran en RN, no hay más interesados en este distrito por lo que sólo habrá definiciones en primarias en lugares como Puerto Varas, Angol, Victoria y Curicó, que forman parte de las 9 comunas en que Evópoli busca representación parlamentaria.

El jefe de bancada de RN, Pedro Brown, consultado sobre si la determinación de competir no resulta perjudicial para la relación con la UDI aseveró que “no encuentro ninguna razón para que RN pueda restarse a poder defender una diputación que es de RN, me parece legítimo defender un cupo que ganó en las urnas y además es el diputado Melero el que decidió cambiarse de distrito”.

Melero, en tanto, sólo señaló que no esperaba un trato especial, y en todo caso, ya que no lo obtuvo ni en su partido, era poco esperable que RN se lo brindara. Ahora deberá competir.

En la oposición, en tanto, la balanza se inclina por la renovación que representa Jackson.

Jackson iría con ventaja

Instalado desde hace un par de semanas en la sede de Revolución Democrática en la calle Concha y Toro, Jackson y su equipo ya están trabajando a full para su primera contienda electoral en una de las comunas más significativas en disputa: Santiago Centro. Sabe que no la tendrá fácil, pero tal como lo anunció en diciembre pasado, lo hará con o sin primarias, porque hasta ahora, desde el comando del ex dirigente universitario, no han tenido luces sobre ese tema.

Desde la recién estrenada dirección del movimiento, donde también funciona su comando, el ex presidente de la Feuc ordena su naipe con miras a la papeleta el 17 de noviembre próximo. La idea de Jackson y compañía es participar en una primaria amplia de la oposición, sin amarre a un candidato presidencial. Lo ha dicho en varias ocasiones y es, entre sus cercanos, uno de los temas que le preocupa. “No queremos un abrazo del oso”, comentan sobre la opción de que no llegue a discutirse un programa -con el modelo que fue el Providencia Participa en la campaña municipal de Josefa Errázuriz-, aunque dicen que los otros dos precandidatos de la Oposición por ese cupo: la ex ministra del Sernam en la era Bachelet, Laura Albornoz (DC), y el ex intendente de Santiago Víctor Barrueto (PPD), estarían dispuestos a hacerlo.

Por lo pronto, su agenda está copada. El próximo 16 de abril lanzará su primer libro “El mundo que soñamos”, con el sello Debate y es una evaluación política de lo que fue el movimiento estudiantil durante el 2011 y una mirada de su proyección en el tiempo. El libro ya se está imprimiendo y llegaría a las librerías los primeros días de abril.

Durante estos días, junto a la confirmación de Kast por ese cupo, también han circulado rumores sobre sondeos que lo darían por ganador en todos los flancos posibles. Una de las personas encuestadas comentó a The Clinic Online que el sondeo preguntaba primero por los diputados salientes, Alberto Cardemil y Felipe Harboe, y luego por las alternativas a estos dos cupos: Felipe Kast, Patricio Melero, Giorgio Jackson y Laura Albornoz.

Las cifras habrían dado al ex dirigente estudiantil por ganador en todos los escenarios, resultados que se manejarían desde el gobierno y que habrían sido comentados incluso por altos personeros de la administración Piñera. Sin embargo, ante esos trascendidos el egresado de Ingeniería de la UC prefiere no adelantarse.

“Nosotros sabíamos desde un comienzo cuando nos embarcamos en esto que nuestra candidatura podría ser competitiva. Que en este caso podíamos aspirar a un espacio concreto en el parlamento, pero no nos queremos apurar. Sabemos que podemos ser competitivos, pero eso no significa dormirse en los laureles sino que seguir trabajando de la misma forma y ser consecuente con lo que hemos planteado”, aclara el propio Jackson.

Con todo, el candidato dice que seguirá con el trabajo en terreno que ha desplegado hasta el momento y junto a sus pares del movimiento estudiantil, como Camila Vallejo y Karol Cariola, pretende llegar a noviembre con un programa ciudadano bajo el brazo.