10 escabrosas rupturas de bandas de rock

Por Rolling Stone

Un grupo de música puede ser como una relación romántica. Hay gente que se conoce, la chispa salta y, con suerte, surge la magia. Muchas de estas relaciones son platónicas y acaban rápidamente, algunas otras consiguen cimentar una estabilidad que dura por décadas, y otras acaban varadas en un lodazal de decepciones, abogados, peleas y desangelados proyectos en solitario. Aquí hay una decena de bandas que se vieron envueltas en separaciones particularmente dolorosas.

1. Gund and Roses 

Cuando juntas a un puñado de yonkis con un megalomaníaco, la mierda golpeará el ventilador tarde o temprano. En el caso de la formación angelina esto sucedió especialmente rápido, cuando despidieron a su baterista original, Steven Adler, por su adicción a las drogas apenas tres años después de que triunfaran mundialmente con su debut discográfico, Appetite for destruction.

La banda siguió adelante con indudable éxito, pero Axl adoptó la costumbre de empezar los conciertos ridículamente tarde, y según palabras de Slash y Duff, una noche incluso se negó a salir a escena hasta que ellos renunciaran a sus derechos sobre el nombre del grupo (algo siempre negado por el cantante). De cualquier forma, cuando la interminable gira mundial de presentación de los Use your illusion acabó en 1993, los miembros del grupo tomaron caminos diferentes, y desde entonces las cosas sólo fueron a peor progresivamente con el paso de los años. A día de hoy no han mejorado ni un ápice.

2. The everly brothers

Nadie se pelea como un buen par de hermanos. Imagina pasar décadas con un hermano como socio comercial y colaborador creativo: no hay lugar para esconderse. Después de una larga gira miras al otro lado de la mesa en Navidad y ahí está él otra vez. Tienes una dura pelea y al cabo de un rato está mamá en el teléfono obligándote a disculparte… esto volvería loco a cualquiera.

The Everly Brothers pudieron manejarlo y mantenerse juntos durante sus primeros veinte años, pero las cosas se complicaron cuando Don apareció borracho en un concierto en Hollywood en 1973 y se dedicó a fallar todas las letras hasta que Phil le rompió una guitarra en la cabeza enfurecido. La única vez que los hermanos hablaron durante la siguiente década fue en el funeral de su padre, y después se animaron a una lucrativa gira de pura nostalgia en 1983. Pero las tensiones reaparecieron inevitablemente. Después protagonizaron breves giras para hacer caja, pero no han actuado juntos desde un breve tour europeo en 2005.

3. Oasis 

Son el paradigma de hermanos cabreados incapaces de trabajar juntos. Siempre se pelearon, pero parecía que habían encontrado la forma de apañarse para seguir adelante, lanzando discos cada par de años y protagonizando conciertos masivos por toda Europa ante nostálgicos fans que recordaban aquellos inicios de mitad de los noventa cuando los que los Gallagher parecían los nuevos Lennon y McCartney.

Todo estalló en agosto de 2009 detrás del escenario de un festival parisino. Hay varias versiones, peroparece que Liam y Noel llegaron a las manos y cancelaron la actuación, finiquitando a Oasis oficialmente muy poco después. “Con algo de tirsteza y un gran alivio anuncio que abandono Oasis esta noche. Que la gente diga y escriba lo que quiera, pero sencillamente no puedo seguir trabajando con Liam ni un día más”, planteó Noel. Los hermanos no se han dirigido la palabra desde entonces (que se sepa).

4. The Police

Se formaron en 1977 y en apenas un año eran la nueva sensación del pop rock mundial. Sin embargo, las tensiones aparecieron pronto al mismo tiempo que Sting se iba haciendo con el control de la banda. Stewart y Andy comenzaron a sengirse como sus empleados, por lo que empezaron a pelearse locamente mientras el grupo se hacía más y más grande.

Sting explicó a Rolling Stone en 2007 que el problema era que los tres no tenían en realidad muchas cosas en común, por lo que estaban juntos por conveniencia: “Parte de la frustración venía de que Stewart y Andy querían componer, y no es fácil decirle a alguien que no trae una buena canción. Habitualmente tenía que decirlo yo”.

El final de The Police llegó en 1984 después de una larga gira por estadios promocionando su exitoso disco Synchronicity“Nunca fue mi intención castigar a Stewart y Andy. Estaba siguiendo mis instintos”, zanjó el bajista y vocalista del combo. La inevitable y lucrativa reunión llegó en 2007 y 2008.

5. The Eagles

En 1980 The Eagles eran la banda más grande de América, pero su éxito fue un horrible peaje para el grupo. Don Henley y Glenn Frey eran un par de tipos intensos, y los miembros originales Bernie Leadon y Randy Meisner se habían marchado debido a la tóxica atmósfera reinante. Joe Walsh estaba habitualmente demasiado bebido y el bajista Timothy B. Schmit era básicamente extremadamente obediente. Don Felder, por su parte, no podía soportar ser tratado como un ciudadano de segunda.

Las tensiones estallaron en un concierto benéfico por el senador Alan Cranston en 1980, pues Felder no quería involucrarse en cuestiones políticas. Los músicos se lanzaron pullas a través de sus micrófonos en el escenario (“Quedan tres canciones, compañero”, bramó un desafiante Frey hablando a Felder, avisándole de la que le esperaba tras el escenario), pero Felder se largó en su limusina antes de que la inminente pelea arrasara los camerinos. Esa fue la última vez que la banda tocó junta en 14 años.

 Las diez mejores canciones para una ruptura

Seguir leyendo en Rolling Stone de España