Claudia Machuca, coordinadora del colectivo Dildo Roza –responsable de realizar en Chile la Primera Bienal Internacional de Arte y Sexo, hito histórico en el país- nos contó de su trayectoria, proyectos y motivaciones desde que fue fundado por la Agencia Creativa Cemento Negro el 2011.

¿Cuáles fueron las primeras metas que se pusieron como colectivo? ¿Cuál es la finalidad de este proyecto?
-Dildo Roza nace con el objetivo de ser una plataforma donde convergen las diversas manifestaciones del arte y el sexo. Con la idea de fomentar un espacio representativo para los artistas que se desenvuelven en esta escena y generan medios de difusión nacionales e internacionales. Hasta el día de hoy, tercer año de trabajo, seguimos manteniendo esta línea de forma virtual en nuestra galería y de manera concreta en nuestras actividades (exposiciones, charlas, entre otras).

Ustedes utilizan el concepto de post-pornografía ¿podrías explicarnos de qué se trata?
-La post-pornografía es una filosofía que actúa social y políticamente tratando temas de sexualidad disidente, ampliando los imaginarios heteronormativos del porno, trabajando asuntos como la transexualidad, prostitución y transgénero. Sus recursos principales son el video, la literatura y la performance.

¿Cuál es la principal crítica que realizan a través de su arte?
-Se trata de una crítica política a la totalidad del sistema cultural y económico porque la sexualidad está íntimamente ligada a todo el aparato cultural y económico de un pueblo. Las libertades o prejuicios de una cultura con respecto a los cuerpos te dice como son las libertades con respecto a todo el resto de las relaciones. Nosotros estamos diciendo que esas libertades deben existir para hacer de esta una sociedad más equilibrada, más democrática. Chile culturalmente aún está en dictadura y ésta incide sobre los cuerpos normándolos, censurándolos e incluso criminalizándolos como hemos visto que ha sucedido en los últimos años donde el debate se ha puesto por primera vez en el marco público.

¿Cuál es el perfil de los integrantes del equipo?
-Creo que la mayoría del equipo cabe en lo que la siquiatría denominaría sujetos adaptados y relativamente sanos.

¿Qué dicen sus padres porque se dedican a esto?
-¿Qué dicen tus padres porque te dedicas al periodismo? es algo muy similar.

¿Ustedes son una especie en  extinción o en surgimiento?
-Es una pregunta graciosa, podríamos decir que nuestra “especie” es de esas que existen hace millones de años, pero que aún no ha sido aceptada como real. Desde hace mucho tiempo, en Chile, existe un grupo potente de artistas, literatos, poetas, filósofos que trabajan con la temática del sexo, generando reflexiones críticas sobre política, cuerpo, religión, etc. El problema es que no se habían generado plataformas tan masivas que permitieran hacer un levantamiento de quienes son estos exponentes y sus diferentes posturas frente a este tema. Algo que permita hablar concretamente de esta “especie”.

¿Es difícil hablar de porno en Chile?
-En Chile parece difícil hablar de cualquier cosa que pudiese molestar a otro. Estos temas tabú son rechazados por gran parte de la sociedad, es cierto, no obstante la buena recepción del público de nuestras instancias artísticas nos revela que hay un importante cuerpo de gente interesada en este tipo de reflexiones.  Siendo realistas, en nuestro país no se habla abiertamente de sexo a menos que esto te permita obtener alguna ganancia económica como lo vemos en la publicidad, en Teatro en Chilevisión, en Morandé con Compañía, etc…Cuando se usa el sexo para desarrollar posturas críticas en los individuos y reflexiones profundas sobre nuestra propia naturaleza humana, es cuando comenzamos a encontrar trabas y rechazos; una evidente forma de control a partir de la ignorancia.

¿Cómo es vivir en un país que aún tiene prejuicios con la diversidad sexual y dedicarse a esto?
-Difícil, pero estimulante. A veces peligroso, pero lleno de sentido. Si bien nadie hasta el momento se había atrevido a hacer una plataforma de reflexión sobre el arte y la sexualidad, sin duda que estamos sentando un precedente, un hito, una suerte de gesto inaugural que esperamos que abra un camino de reflexión en esta sociedad enferma que se niega a mirarse a sí misma en su dimensión más natural: su dimensión amorosa-sexual.

¿Creen que son un colectivo que va a marcar la historia del arte nacional?
-Dada la experiencia, entendemos que en el ámbito nacional este tipo de iniciativas provoca ruido; no buscamos marcar ni cambiar la historia, eso sonaría un poco arrogante. Tenemos como finalidad hacernos cargo de aunar y visibilizar a los artistas que trabajan la temática del sexo en las distintas ramas del arte, abriéndoles un espacio para conocerse, intercambiar ideas y mostrar su trabajo. Y de esta forma instalar este tipo de obra en el imaginario nacional, esperando generar una apertura para que estas reflexiones incidan en la sociedad chilena. También es cierto que dado el actual contexto político de crisis global es sumamente importante no solo visibilizar, sino también conectar a los artistas que trabajan en esta suerte de zona peligrosa, justamente porque la unidad es también una protección. No es uno o un par de locos desnaturalizados que están trabajando el tema, sino que es mucha gente desde muchos lugares; desde la calle, desde la universidad, desde el arte, etc.

¿Podrías darnos un análisis de cómo ven la sexualidad los chilenos?
-No somos sexólogos ni pretendemos. Los análisis le corresponden a otros. Lo que nosotros hacemos es mostrar lo que hay. Los análisis los hacen los opinólogos y los cientistas sociales. Ahora siendo testigo privilegiado de estos trabajos te puedo decir que lo que hay es un gran deseo de liberación de los cuerpos, deseo largamente contenido y castigado para el que nosotros humildemente queremos construir un pequeño espacio de visibilidad.

¿Qué proyectos se vienen próximamente?
-Actualmente estamos en proceso de planificación para lo que se viene, desarrollando propuestas que nos permitan seguir trabajando el tema. De todas forma está confirmado que este 2013 volveremos a realizar el festival de video arte porno Dildo Roza, y la bienal se volverá a estructurar para el 2014.