El próximo martes la Comisión de Ética de la Cámara de Diputados se pronunciará sobre el caso del segundo vicepresidente de la Cámara, Pedro Velásquez, quien causó polémica al ser elegido en el cargo aún cuando fue condenado por Fraude al Fisco.

Velásquez, quien fue alcalde de Coquimbo, mantiene una deuda con el municipio de 284 millones de pesos.

Tras sesionar ayer, Patricio Vallespín, presidente de la comisión, informó que se solicitó un informe jurídico que será evaluado en la próxima reunión.

La sanción que podría aplicar la comisión de Ética según informa El Mercurio, es una censura que significa el descuento del 15% de su dieta parlamentaria, por una o más veces según se defina.

Esta es la sanción más alta que puede imponer la Comisión de Ética.

Se espera que la medida sirva de base para censurar a la mesa de la Cámara. Edmundo Eluchans, presidente, y Joaquín Godoy, primer vicepresidente, tendrían que abandonar la directiva sin embargo se han mostrado dispuestos a hacerlo siempre y cuando sean reelegidos y se levante una nueva alternativa para el puesto de Velásquez.

La medida debe ser solicitada por un jefe de bancada, sin embargo se espera que sea el diputado en cuestión quien dé un paso al costado para dejar su cargo a disposición.